Después de haber elegido un inmueble como tu espacio propio para vivir, lo que sigue es escriturarlo para garantizar la propiedad, lo que también permite saber si está hipotecado, intestado y conocer diversos aspectos legales de relevancia.

El portal inmobiliario Tu Cantón refiere que si la compra de la casa es al contado, el primer paso a seguir es acudir con un notario, quien verificará que la vivienda se encuentre libre de gravamen y solicitará certificaciones de no adeudo de predio, agua, valor catastral y documentos generales.

En un comunicado, señala que luego de haber concluido este proceso, el notario requerirá la presencia del comprador para efectuar la firma de las escrituras.

Anuncios

Adquirir una propiedad a través de un financiamiento debe hacerse mediante una institución financiera, la cual pedirá y revisará la información recabada, para luego emitir la instrucción al notario, que llevará a cabo el proceso antes mencionado.

Una vez firmadas las escrituras, ya sea a crédito o de contado, el notario inscribirá el testimonio en el Registro Público de la Propiedad, y no quedará más que esperar a que el actuario indique cuándo pasar a recoger las escrituras.

Tu Cantón resalta que es importante considerar los gastos notariales, que incluyen impuestos, derechos y honorarios, así como el pago de avalúo, el cual se necesita para poder realizar el trámite de escrituración, en donde se puede saber el valor de la casa elegida.

Publicidad