Hasta hace unos años, para que un crédito fuera aprobado era necesario que el solicitante entregara varios documentos para que los bancos decidieran si el cliente era apto o no.

Ahora algunas Fintech han encontrado en las APIs, conocidas como interfaces de programación, una solución para agilizar la aprobación de los créditos financieros. Una de ellas es Instantor.

Se trata de una startup con sede en Estocolmo que hasta ahora colabora con los principales bancos del país y permite a algunas empresas Fintech —como Vivus— valorar si alguien es apto para un préstamo.PUBLICIDAD

La función de la startup es proveer una solución —mediante el diseño de APIs— para que las instituciones financieras evalúen a sus aplicantes de manera casi inmediata. Es decir, cuando el cliente de una Fintech quiere un préstamo, Instantor accede a su información bancaria y analiza sus hábitos y comportamiento crediticio.

En minutos, la startup intercambia información con los bancos con quien tiene convenios y, tras un proceso basado en algoritmos, entrega un análisis —sin develar todos los datos— al prestamista.

“Instantor provee la tecnología para acceder a la cuenta bancaria de este aplicante, para identificar cuál es su ingreso y también cuáles son sus hábitos de gasto o hábitos de consumo”, explicó Simon Edström, el CEO y fundador de Instantor.

La startup define su función como la de reemplazar el rompecabezas de documentos necesarios para aprobar un crédito. La firma comenzó operaciones en 2012 y trabaja con 250 bancos en 25 mercados de América Latina, Europa y Asia.

Publicidad