Sudáfrica busca endurecer la regulación de la circulación de divisas digitales en un plazo de tres a seis meses, declaró este miércoles a Bloomberg Kuben Naidoo, ejecutivo del regulador bancario nacional, Prudential Authority.

“Estamos tratando de implementar el marco regulatorio rápidamente. Nuestra opinión es que las criptomonedas son un producto financiero y deben regularse como un producto financiero”, señaló el funcionario.

“Opinamos que las criptomonedas son riesgosas y queremos asegurarnos de que el sector financiero sea consciente de esos riesgos y fije los precios de esos riesgos correctamente”, agregó Naidoo.

Te puede interesar: Milenialls descubren con el covid la conveniencia de tener auto

El anuncio tiene lugar después que los dueños de la criptobolsa sudafricana Africrypt, Ameer y Raees Cajee, desaparecieran con 3.600 millones de dólares en bitcoines que eran propiedad de sus usuarios. La propia plataforma dejó de funcionar en abril. El año pasado, colapsó otro servicio de divisas digitales, Mirror Trading International, que tenía 260.000 clientes y disponía de 23.000 bitcoines, lo que equivale a unos 770 millones de dólares, según la tasa actual. Ambos casos constituyeron en su momento las mayores estafas con criptomonedas.

En un comunicado divulgado a mediados de junio, el Grupo de Trabajo Intergubernamental de Fintech de Sudáfrica (IFWG, por sus siglas en inglés), que incluye varios reguladores e instituciones financieras de ese país, declaró que los futuros cambios se realizarán “de manera escalonada y estructurada”.

Según la organización, la reforma se centrará en tres áreas: lucha contra el lavado de dinero y el terrorismo, control de flujos financieros transfronterizos y aplicación de las leyes financieras de Sudáfrica.

“Los esquemas recientes destacados en los medios de comunicación enfatizan aún más la necesidad de que las autoridades sudafricanas, principalmente a través de la FSCA, tomen medidas contra la creciente tendencia al abuso del mercado bajo la apariencia de criptoactivos”, señaló el IFGW.

Publicidad