“México podrá recuperar el liderazgo internacional que había perdido en materia de café, con el esfuerzo conjunto del Gobierno de la República e integrantes de la cadena productiva, por lo que se prevé que la producción llegue a 4.5 millones y 10 millones de sacos en tres y siete años, respectivamente”, estimó el titular de la secretaría de Agricultura, José Calzada Rovirosa.

Durante una reunión con organizaciones y productores del aromático de diversos estados del país, Calzada Rovirosa mencionó que este año se cuenta con un presupuesto de mil 200 millones de pesos, recursos que son muy superiores a los que se tuvieron al año pasado “y los vamos a utilizar bien”.

“El café es un tema social que repercute en el ingreso de miles de familias mexicanas, particularmente en estados como Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Puebla, “por eso el interés, la premura y el compromiso de meternos a fondo en el tema del café”, afirmó el funcionario.

Indicó que Sagarpa y los productores seleccionarán a los mejores proveedores para que no haya sesgos, además, que ya se comenzaron a entregar los incentivos en los estados de Nayarit y Veracruz.

A su vez, el subsecretario de Agricultura, Jorge Armando Narváez, mencionó que la producción de café en México está distribuida en 13 estados, de los cuales Chiapas, Veracruz, Puebla y Oaxaca son los principales productores y aportan más del 88 por ciento de la producción nacional.

De acuerdo a la dependencia, se estima que esta actividad genera más de tres millones de empleos, directos e indirectos, de los cuales el 70 por ciento lo realizan productores integrantes de comunidades cafetaleras indígenas.

 “En café orgánico, México ocupa el segundo lugar y los principales estados productores son Chiapas, Oaxaca, Veracruz y Puebla, con un volumen de 350 mil sacos de 60 kilos de café verde”, informo la secrtaría.

Finalmente, señala que “el valor de las exportaciones es alrededor de 400 millones de dólares, con un volumen de 98 mil 979 toneladas de café verde”.

Publicidad