Estados Unidos y México analizarán y precisarán en los próximos días los detalles para la próxima reapertura de actividades en la extensa frontera común, cuyas actividades han estado restringidas desde el año pasado por la pandemia del coronavirus.

Está previsto que el miércoles el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, anuncie formalmente que su país levantará a inicios de noviembre las limitaciones fronterizas terrestres con Canadá y México para ciudadanos extranjeros completamente vacunados.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, y el canciller, Marcelo Ebrard, dijeron este miércoles que habían sido notificados por autoridades de la administración de Joe Biden sobre el tema, días después de que funcionarios de ambos países se reunieron en Ciudad de México la semana pasada.

“Me confirmó el secretario Mayorkas ayer por la noche que a partir de los primeros días de noviembre -ellos van a determinar la fecha exacta, la daremos a conocer en cuanto la conozcamos-, pero es iniciando noviembre, ya muy cerca, se van a reanudar las actividades”, dijo el canciller.

Te puede interesar: Destacan finanzas públicas de México como las más cercanas al equilibrio: expertos del FMI

El funcionario dijo que Estados Unidos aceptará todas las vacunas contra el Covid-19 aprobadas por la Organización Mundial de la Salud.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha autorizado hasta el momento para uso de emergencia las vacunas contra el Covid-19 de Pfizer-BioNTech, AstraZeneca-Oxford, Janssen, Moderna, Sinopharm y Sinovac. Y sigue estudiando las vacunas Sputnik V y Cansino, de mayor uso en la campaña de vacunación en México.

El levantamiento pondrá fin a las restricciones que han impedido viajes no esenciales desde marzo del 2020 por la pandemia. Los visitantes no vacunados aún tendrán prohibido ingresar a Estados Unidos desde Canadá o México en las fronteras terrestres.

Las reglas cubrirán las fronteras terrestres y los cruces de transbordadores y permitirán que los extranjeros completamente vacunados ingresen a Estados Unidos sin importar el motivo del viaje a partir de principios de noviembre.

Desde hace meses México y Canadá han presionado a Estados Unidos para que alivie las restricciones de viaje que han separado a familias y han reducido los viajes de placer desde el inicio de la pandemia.

Publicidad