Congresistas de Estados Unidos prevén que el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) podría presentarse en un plazo máximo de dos semanas para su ratificación.

Collin Peterson, presidente del Comité de Agricultura de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, señaló que el acuerdo de su país con México y Canadá podría ‘moverse’ tan pronto como la próxima semana.

“Richard Neal (presidente del Comité de medios y arbitraje de la Cámara de Representantes), me comentó recientemente que hará todo lo posible por intentar dinamizar el acuerdo para la próxima semana, o máximo en quince días, así que está presionando mucho”, de acuerdo con un artículo de Inside US Trade, que cita una entrevista de Peterson con AgPro, de Farm Journal.

A 2019 únicamente le restan 16 días legislativos en los que la Cámara de Representantes y Senadores estarán en sesión, aunque solo quedan ocho sesiones antes del día de ‘Acción de gracias”. Los últimos votos de la Cámara en este año están programados para el 12 de diciembre.

Collin Peterson también señaló que Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, había hablado sobre el impulso para aprobar el T-MEC en una conferencia telefónica durante la semana pasada.

“Ella estaba presionando y explicando el T-MEC en esa llamada, y no lo haría sino quisiera hacerlo, por lo tanto, esto se va a hacer”, sentenció.

En los últimos meses los demócratas han estado trabajando en diversos aspectos que les preocupan sobre el acuerdo, como  la aplicación de la ley, reglas laborales, medio ambiente y productos biológicos.

Pelosi ha repetido en diversas ocasiones que espera “darle el sí” al T-MEC si se abordan las preocupaciones de los demócratas.

Fernando de Mateo, ex embajador de México ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), comentó en entrevista con El Financiero que la administración de Donald Trump deberá presentar una legislación de implementación, lo que aún no se ha hecho, pues están negociando con los demócratas las partes laborales y de patentes.

“Una vez presentada la propuesta de legislación de implementación tienen hasta 45 días para someterlo a votación. Los precedentes indican que la votación suele realizarse mucho antes, entre 10 y 15 días, por lo tanto, sí hay tiempo suficiente para que salga adelante este año”, dijo.

Jesús Seade, subsecretario mexicano para América del Norte, mencionó recientemente que el acuerdo comercial aún podría ser votado en Estados Unidos antes de que termine el año, dependiendo de lo que acuerde la administración de Donald Trump.

La embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena, señaló que están concentrando sus esfuerzos de cabildeo con legisladores demócratas que apenas están realizando su primer año como representantes, ya que de acuerdo a su percepción, se encuentran más abiertos y comprometidos con el libre comercio.

“Mi impresión es que hay un creciente, no un consenso, sino un grupo creciente de opiniones de que el T-MEC necesita ser ratificado de inmediato, que es un buen acuerdo, que lo necesitamos y que es mejor de lo que tenemos ahora. Espero que el liderazgo demócrata pueda encontrar este camino al ‘’sí’ del que tanto se  ha estado hablando”, resaltó.

Representantes demócratas clave han sugerido en las últimas semanas que las conversaciones con la Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos están dando frutos, aunque los defensores de las leyes laborales han advertido que aún no están satisfechos.

Diversas fuentes, revelaron a Inside US Trade que había ciertos líderes demócratas que tenían la intención de vincular el avance de la legislación de implementación del T-MEC con una legislación de pensiones conocida como “Ley Butch Lewis”.

Chuck Grassley, presidente del Comité de Finanzas del Senado, dijo que los esfuerzos de ratificación del T-MEC deben mantenerse completamente separados de la legislación de pensiones, y que debe realizarse de una manera ‘limpia’.

La semana pasada, el asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro, advirtió que los esfuerzos de los demócratas por destituir al presidente Trump podrían agotar los recursos legislativos necesarios para que el T-MEC se realice este año. Algunos defensores del T-MEC en la Cámara de Representantes están preocupados de que el acuerdo se empantane en la política electoral presidencial del próximo año, poniendo su destino en grave peligro.

Publicidad