Cuántas veces has visto anuncios que dicen: “¿Necesitas resolver tus problemas económicos? Nosotros te prestamos desde 500 mil hasta 4 millones de pesos, sin consultar tu buró, ¡liquida tus deudas!”. ¡Ten cuidado!

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) alertó sobre los fraudes con créditos falsos, realizados por delincuentes que se aprovechan de la necesidad o urgencia económica de las personas.

Condusef describe que esas ofertas de crédito son una trampa y pide a la población que evite ser víctima de empresas fraudulentas que se hacen pasar por instituciones financieras autorizadas para resolver problemas financieros.

¿Cómo operan?

Estas supuestas empresas son un fraude, sólo buscan estafar a las personas que acuden a solicitar sus servicios; muchas de ellas reparten volantes en las zonas cercanas a sus oficinas, aunque también se anuncian por medio de periódicos y redes sociales.

Ofrecen créditos inmediatos sin checar el historial crediticio, con pocos requisitos para obtener el préstamo, pero solicitan anticipos en efectivo o depósitos con el argumento de aperturar el crédito o como garantía de lo solicitado.

En la mayoría de los casos solicitan un depósito del 10% del monto total del crédito.

Cuando los usuarios realizan los depósitos para acceder al crédito prometido, en el mejor de los casos, los defraudadores alegan diversas excusas para no cumplir, desde pedir más tiempo hasta desaparecer o pedir un nuevo depósito.

Evita ser víctima

La Condusef elaboró una lista de recomendaciones para que los usuarios eviten caer en este tipo de fraudes:

  • Asegúrate que la institución o entidad financiera esté registrada en el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES); puedes verificar su página de internet, dirección y teléfonos.
  • Nunca proporciones dinero antes del otorgamiento de un crédito ni por concepto de seguro, comisión, gestión o cualquier otro gasto que se pretenda cobrar. Recuerda que las instituciones financieras reales nunca solicitarán este tipo de requisito.
  • Tampoco entregues documentos personales como: credencial de elector, CURP o número de tu tarjeta de crédito o débito.
  • No proporciones información ni realices operaciones a través de Facebook, WhatsApp o cualquier otra red social; acude personalmente al domicilio de la entidad una vez verificada su legalidad.
Publicidad