El panorama para la economía mexicana en el presente año sigue deteriorándose y los pronósticos son cada vez más negativos.

El banco suizo UBS ajustó sus estimados para el Producto Interno Bruto (PIB) de este año, a una caída de 9 por ciento, frente a su pronóstico anterior de -7.6 por ciento.

Te puede interesar: BBVA estima que deuda pública podría incrementarse hasta 15 puntos porcentuales del PIB por Covid-19

Por su parte, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) espera que la economía de México se contraiga 8.5 por ciento, contra el 8 por ciento de la estimación previa.

UBS señaló que a raíz de los resultados de la producción industrial decidió bajar su pronóstico para el PIB. La producción industrial en México descendió 25.1 por ciento en abril, en comparación con marzo, pero la institución esperaba una caída de 14.5 por ciento mensual.

“Esperábamos que la producción industrial de abril cayera 14.5 por ciento en un mes, confirmando que la actividad cayó marcadamente en abril, ya que otros indicadores disponibles lo habían sugerido”, indicaron. La firma comentó que esta sorpresa a la baja sugiere que el daño en el segundo trimestre probablemente sea mayor, apuntando a una caída superior al 50 por ciento a tasa anualizada en el indicador económico.

Para 2021, UBS mantuvo su expectativa de una alza de 4.4 por ciento, mientras que el IMEF la revisó de 2.2 a 2.5 por ciento.

De acuerdo con los pronósticos del IMEF, se espera en el año la pérdida de un millón de empleos, frente a una caída de 812 mil 500 empleos del pronóstico anterior.

Publicidad