El G7, formado por las economías más desarrolladas del mundo, llegaron a un acuerdo “histórico” para tributar a las grandes multinacionales, como los gigantes digitales, en los territorios donde obtienen sus beneficios.

Los responsables económicos del Reino Unido, Estados Unidos, Francia, Alemania, Italia, Canadá y Japón apoyaron la reforma del sistema fiscal global al término de una reunión de dos días en el palacete de Lancaster House, en el centro de Londres.

Después de casi 10 años de intentos, el G7 se puso además de acuerdo en una tasa fiscal de sociedades de al menos el 15 por ciento, por debajo del 21 por ciento que aspiraba Estados Unidos.

Te puede interesar: TEPJF hace llamado para votar en paz este 6 de junio

El pacto alcanzado en Londres no es todavía efectivo porque aún tiene que ser abordado en la reunión del G20 -países desarrollados y emergentes- del próximo julio en Venecia.

Además, la definición de grandes compañías multinacionales aún tiene que ser acordada a nivel global.

El objetivo del G7 es que las multinacionales paguen impuestos donde obtienen sus beneficios y no donde tienen su sede física.

“Estoy encantado de anunciar que hoy, después de años de discusiones, los ministros de Finanzas del G7 han alcanzado un acuerdo histórico para reformar el sistema fiscal global”, dijo Sunak en una declaración colgada en su cuenta de Twitter.

Publicidad