Los productos agrícolas de México tiene una amplia oportunidad de llegar a los mercados extranjeros o fortalecer su presencia en donde ya se conoce, a través de la gastronomía, coincideron varios chefs.

En la tercera edición de la México Alimentaria 2018 Food Show, considerada una de las ferias más importantes de Latinoamérica, señalarón que el nopal, huitlacoche, la hormiga chicatana y el achiote son algunos productos o insectos de mayor demanda por la alta cocina internacional.

En esa expo, organizada por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), los especialistas comentaron que la gran variedad de aromas y sabores de los alimentos mexicanos ocupa ya un lugar especial a nivel mundial.

De ahí que sus ingredientes son una oportunidad para diversificar las exportaciones de productos agropecuarios, insistió el chef Arnaud Guerpillon, quien impartió la conferencia “México, su aportación a la alta gastronomía internacional a través de sus productos”.

El director de arte culinario de Le Cordon Bleu México recordó que las exportaciones de productos alimenticios de México son esencialmente enfocadas a Estados Unidos, Canadá, Japón, Guatemala y en algunos casos a China, pero con la estrategía de diversificación hay nuevos mercados potenciales en España, Países Bajos y una apertura hacia Europa.

Ante productores, especialistas gastronómicos y autoridades federales, consideró que en la dinámica de fortalecer los canales de comercialización de nuevos productos se requiere el trabajo conjunto entre gobierno, productores y chefs para promover los productos mexicanos. Se trata de un proyecto a largo plazo, cuyo propósito es difundir los productos mexicanos que, aplicados a la alta gastronomía internacional, contribuirían no sólo a la nutrición sino a la economía de los productores, acotó.

Guerpillon reiteró que se debe aprovechar la riqueza de los productos de la gastronomía mexicana, abundancia que se debe a la gran biodiversidad natural del país y la que la llevó en 2010 a ser declarada como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Publicidad