La empresa mexicana IUSA anunció su incursión al mundo automotriz en el contexto del Latam Mobility Summit 2020, donde presentó al mercado una línea de vehículos eléctricos e híbridos buscando aportar al combate de los altos niveles de contaminación generados por el uso de vehículos de combustión interna.

Al respecto, Juan Carlos Peralta, vicepresidente de Grupo IUSA, expresó en entrevista exclusiva para la agencia de noticias NotiPress que su proyecto de soluciones para los problemas actuales de contaminación en México está enfocado en seguir los pasos de ser innovadores, disruptivos y vanguardistas. Peralta reveló a la agencia que la nueva línea automotriz de IUSA “cuenta con un line up de vehículos que va de cinco, siete, veinte y cuarenta pasajeros, para poder dar una oferta integral y completa al mercado”.

IUSA, empresa nacional que originalmente se ha dedicado a la fabricación de todo tipo de insumos de construcción, energía, medición y telecomunicaciones, decidió incursionar en este nuevo mercado con cuatro modelos de diferentes capacidades: auto compacto, SUV, van y autobuses eléctricos, siendo fiel a su misión de trascender en el mercado gracias a la calidad e innovación de sus productos.

“El grupo tiene una vocación de 30 años en el tema de las telecomunicaciones y conectamos gente de manera remota, con esto queremos conectar a la gente de manera física y bajar todo esto a la movilidad”, resaltó Juan Carlos.

Los cuatro autos presentados en la cumbre, cuyos nombres tienen origen náhuatl y maya son: ATL (agua en náhuatl), una SUV con capacidad de siete personas; BALAAM (jaguar en maya), un autobús con capacidad para 40 personas; IIK (aire en maya), un vehículo compacto con cinco asientos y OLIN (movimiento permanente en náhuatl), una Van para 20 pasajeros.

BALAAM, ATL e IIK, serán modelos 100 % eléctricos, mientras que la van bautizada como OLIN será un vehículo híbrido. Todos estarán producidos en México por la recién creada división IUSA Electro Movilidad y fabricados en su planta ubicada en Estado de México, cuya capacidad de producción será de 20 vehículos semanales.

El primer mercado que buscan conquistar a través de su nueva propuesta es México. “Primero queremos empezar por casa y atender el mercado nacional”, aseguró a NotiPress el vicepresidente de Grupo IUSA; sin embargo, también comentó que, pensando en la expansión, la primera meta natural de estos vehículos eléctricos sería Centroamérica y algunas propuestas podrían venderse sin problema en la parte norte del continente americano.

Publicidad