Las reestructuras de deuda que ha hecho la administración de Andrés Manuel López Obrador, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), permiten que el gobierno obtenga liquidez y mejore el perfil de la deuda, además de dar una señal positiva, indicaron analistas.

“El mensaje que mandan es que están bastante activos en el manejo del perfil de deuda del gobierno para buscar lo que más les convenga”, acotó Luis Gonzalí, vicepresidente y senior de portafolio manager de Franklin Templeton.

Te puede interesar: México prevé sustituir 20 % de insumos chinos con productos locales

Mario Di Costanzo, asesor financiero y ex presidente de la Condusef, apuntó que estas reestructuras, también llamadas permutas de valores, mandan una señal de que ante el incremento en el nivel de la deuda y presiones para el pago de ésta, la Secretaría de Hacienda está buscando la manera de obtener liquidez en el corto y mediano plazos, aprovechando las tasas de interés bajas a nivel internacional.

“La deuda externa está contratada a largo plazo y a tasa fija, entonces como han bajado las tasas de interés ante la crisis actual, Hacienda lo que trata de hacer es aprovechar esta disminución de tasas y poner una deuda próxima a vencer a una tasa menor y con vencimiento a largo plazo”, explicó.

En lo que va del año, Hacienda, a cargo de Arturo Herrera, ha realizado seis permutas de valores que son independientes de la emisión de nuevos bonos. La primera de ellas, se presentó en enero, mientras que la última fue la semana pasada en donde aplazó deuda en udibonos al 2050 por un monto de 1,877 millones de udis.

“Con esta operación, que es congruente con la estrategia de deuda pública del Gobierno Federal, se buscó atender dos objetivos. Por una parte, suavizar el perfil de vencimientos de deuda del Gobierno Federal en moneda local, denominada en udis y por otra, mejorar la liquidez del mercado de deuda local ofreciendo a los inversionistas una gama más amplia de alternativas para el rebalanceo de sus portafolios”, detalló la dependencia.

Sin impacto en nivel de deuda

Raymundo Tenorio, catedrático del Tec de Monterrey, apuntó que si bien esto otorga un poco de liquidez, no significa que el gobierno deje de pagar intereses.

Si bien las reestructuras de deuda que ha hecho el gobierno otorgan liquidez, no tienen ningún efecto sobre el actual nivel de la deuda, ya que no es una emisión. El aumento en los últimos meses se ha debido a la depreciación del peso.

“Al final del día, una permuta es cambiar los 100 pesos que debías por los mismos 100 pesos pero a pagar en otra fecha, con otra tasa de interés. No tiene impacto sobre el nivel del endeudamiento, pateas la deuda para otro año e, incluso”, explicó Luis Gonzalí.

Añadió que “patear la deuda” es algo deseable, ya que lo que muchas veces quiebra a países y a las empresas es el tema de la liquidez al no tener para pagar una deuda que está próxima a vencerse. “Es más peligroso tener deuda a corto plazo que esté próxima a vencer”.

Publicidad