La Secretaría de Hacienda aumentó en 61 por ciento la cantidad de recursos que destina a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por concepto de subsidios a las tarifas eléctricas.

En los primeros seis meses de este año, la compañía eléctrica nacional registró ingresos provenientes del gobierno federal equivalentes a 42 mil millones de pesos, de acuerdo con información del último informe financiero de la empresa. En el primer semestre del 2019 esta cantidad fue de 26 mil 43 millones de pesos.

Te puede interesar: SAT ‘engorda’ su cartera de créditos fiscales en el año

Históricamente, las tarifas de la electricidad abastecida por la CFE han sido subsidiadas. Esto indica que los cobros que hace la compañía a sus clientes no son suficientes para cubrir sus gastos de operación.

“Nunca han quedado claros los mecanismos (para definir los subsidios), ellos le llaman insuficiencia tarifaria, con lo que quieren decir: ‘lo que cobro, no me alcanza para pagar lo que gasto’. Si no suben las tarifas y no cambia o se hace una reingeniería en las tarifas, siempre va a haber un déficit tarifario que tendrá que cubrir Hacienda”, dice Paul Sánchez, de la organización Ombudsman Energía México.

La razón del aumento en la cantidad destinada a subsidios este año, dice el especialista, podría encontrarse en que debido a la pandemia por coronavirus la compañía vio una baja considerable en la venta de energía, pero sus costos se mantuvieron fijos -a pesar de factores como el bajo precio de los combustibles- y con ello aumentó la insuficiencia tarifaria.

“(La CFE) tiene gastos fijos que se vuelven más visibles cuando deja de recibir ingresos. Al disminuir la demanda y mantener los gastos operativos, que no son los variables, se dispara la insuficiencia tarifaria, dado que la CFE no tiene la capacidad para cubrirlos o puede despedir gente, entonces tiene que voltear al Estado (para obtener recursos)”, dice Sánchez.

Especialistas advirtieron anteriormente que el dinero público destinado a este subsidio podría subir de manera importante en los siguientes años para cumplir con la promesa presidencial de no aumentar las tarifas eléctricas.

Para este año, la Cámara de Diputados aprobó en el presupuesto de Egresos destinar 70 mil millones de pesos para los subsidios. Así, en los primeros seis meses, la CFE ya recibió el 60 por ciento del presupuesto federal planeado para este fin para 2020.

La cantidad planeada para subsidiar las tarifas eléctricas en 2020 es 34 por ciento mayor a la aprobada en 2019 por la Cámara de Diputados. A pesar de que el año pasado se aprobó un gasto de 52 mil 86 millones de pesos para este concepto, la CFE requirió 44 por ciento más recursos, con lo que en 2019 recibió en total 75 mil 185 millones de pesos por concepto de subsidios.

Publicidad