La Secretaría de Hacienda y Crédito Público bajó su estimado de crecimiento económico para 2020 a -7.4 por ciento.

Previamente, la previsión se encontraba entre el -3.9 y el 0.1 por ciento. El ajuste se encuentra dentro del rango de las proyecciones de organismos internacionales y de analistas del sector privado.

En su comunicado, Hacienda destacó que hacia el final del segundo trimestre se observaron signos de mejoría parcial de la economía global, en línea con la reapertura iniciada por distintos países.

Te puede interesar: Economía mexicana se desploma, sufre su peor caída de la historia

No obstante, la reactivación todavía es incierta, debido a la persistencia de la pandemia de COVID-19, la incertidumbre sobre el momento en que estará disponible una vacuna o tratamiento para la enfermedad, y el resurgimiento de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China.

Los mercados financieros internacionales han recuperado la mayor parte de las pérdidas del primer trimestre y la volatilidad disminuyó notablemente, derivado de las medidas implementadas por gobiernos y bancos centrales de todo el mundo.

En México detalló, se observó una disminución significativa de la actividad económica en el segundo trimestre, aunque con señales de mejoría en junio, particularmente en el comercio exterior y en los sectores de construcción y manufacturas, que por sus características reanudaron actividades.

En el aspecto financiero, se observó una apreciación del peso, disminución en la prima de riesgo de los bonos gubernamentales y una mejoría en los mercados accionarios, entre otros resultados positivos que muestran tanto el efecto de las medidas para proveer liquidez a los mercados y asegurar el funcionamiento ordenado del sistema financiero, como la confianza en los fundamentos macroeconómicos de nuestro país.

Publicidad