Aunque la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) no propuso aumento de impuestos, en la Miscelánea Fiscal 2021 plantea la creación de una nueva “cuota complementaria” que sería aplicable a las cuotas del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que ya pagan los consumidores en la compra de gasolinas y diésel.

El objetivo de la nueva cuota es aumentar la recaudación tributaria del IEPS de combustibles cuando el precio del petróleo sea bajo, mientras que Hacienda continuará con su política de proteger el poder adquisitivo de los consumidores mediante estímulos fiscales.

Te puede interesar: Hacienda quiere exprimir hasta ‘las piedras’: plantea acotar devoluciones y redoblar controles 

La dependencia argumentó que la pandemia de COVID-19 propició una menor demanda del crudo, lo que provocó un menor precio de venta de este y la reducción en las ventas de combustibles en 2020, que implicó una merma en los ingresos del Gobierno Federal por la caída en la venta de crudo y por la baja en la recaudación por concepto del IEPS.

Ante ese contexto, Hacienda considera “oportuno” incorporar en el esquema tributario del IEPS aplicable a los combustibles automotrices, instrumentos contracíclicos que fortalezcan las finanzas públicas ante escenarios “desventajosos” como los observados durante 2020.

Lo anterior se logrará mediante la aplicación de cuotas complementarias a las previstas en el artículo Segundo, fracción I, inciso D, de la Ley del IEPS, mismas que se aplicarían cuando los precios de los combustibles sean inferiores a los precios base calculados por Hacienda.

Es decir, los consumidores pagarán una cuota adicional a las cuotas de IEPS federal que, para 2020, se encuentran en 4.95 pesos por litro para la gasolina Magna, 4.18 pesos por litro para la Premium y 5.44 pesos por litro para el diésel 5.44.

Hacienda precisó que “dicha medida no implica una tasa adicional o sobretasa, ya que se trata únicamente de una modificación a la cuota basada en las operaciones aritméticas que el Congreso establecerá con el propósito de ir ajustando la cuota en función de las variables económicas que el legislador defina”.

De tal forma que la cuota vigente a partir del 1 de enero de 2021 se ajustará, ya sea para disminuirla o para incrementarla, conforme a las variables contempladas en la propia norma.

“De esta forma se protegerá a las finanzas públicas en caso de variaciones a la baja de precios del crudo, referencias internacionales y tipo de cambio, permitiendo al Gobierno de México atender las necesidades de la población. Asimismo, en caso de variaciones al alza de precios del crudo, referencias internacionales y tipo de cambio, se continuará protegiendo el poder adquisitivo de los hogares mexicanos”, suscribe la Miscelánea Fiscal.

El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró durante su conferencia matutina de este jueves 10 de septiembre que “de lo que pueden estar también seguros es que no van a aumentar los impuestos en términos reales y que cada año antes venían los aumentos de impuestos, modificaciones a la llamada miscelánea fiscal. Eso ya no está ocurriendo. Les puedo garantizar que la llamada miscelánea fiscal o lo que es la iniciativa de Ley de Ingresos es la misma del año pasado, no hay modificaciones y no hay aumentos de impuestos”.

Publicidad