El fabricante nipón de vehículos Honda Motor ha decidido suspender temporalmente la producción de una de sus plantas en Japón debido a la carestía de semiconductores, lo que también ha obligado a su competidora Mazda a tomar medidas similares.

Honda anunció este sábado el cierre durante cinco días desde comienzos de febrero de su planta en la prefectura de Mie, en el oeste del país, donde se producen dos de sus modelos de minivehículos más vendidos en el mercado doméstico.

Te puede interesar: México adjudica parte del quinto tramo del Tren Maya a la española Acciona

La decisión obedece a las dificultades para suministrarse de los semiconductores empleados en los sistemas electrónicos de los vehículos, debido a la escasez global de estos componentes causada por los fuertes y repentinos cambios en la demanda en el contexto de la pandemia.

Honda Motor ya había decidido reducir a lo largo de enero la producción de otras de sus plantas domésticas, así como de las que tiene en Canadá y Estados Unidos, aunque todavía no ha facilitado datos sobre el impacto de estas medidas en el volumen de su producción.

En el mismo escenario de escasez global de semiconductores, el también fabricante nipón de vehículos Mazda Motor tiene previsto recortar la producción de sus instalaciones en Japón y en el extranjero, según informó la cadena estatal japonesa de radiotelevisión NHK.

Publicidad