Huawei ofrece sus secretos 5G más valiosos y mil 500 millones de dólares a desarrolladores de software; es su manera de cortejar a la comunidad tecnológica global en un momento en que Estados Unidos intensifica el escrutinio hacia el gigante chino.

La tecnológica más grande de China tiene como objetivo aumentar la inversión en su programa de desarrolladores en los próximos cinco años, dijo el vicepresidente Ken Hu a participantes de una conferencia anual.

Este esfuerzo cobra urgencia dado que Huawei está en peligro de perder acceso a circuitos y códigos estadounidenses, inclusive el software de Google que necesita para ejecutar el segundo negocio de dispositivos del mundo.

La firma ha acelerado su alcance desde que el gobierno de Donald Trump impuso sanciones sobre la venta de tecnología estadounidense, alentando así a los aliados a cortar lazos con una empresa china a la que acusa de ayudar a Beijing en el espionaje.

En respuesta, Huawei ofreció vender una licencia para su tecnología inalámbrica de quinta generación, necesaria para impulsar las economías modernas futuras, con el fin de crear un competidor viable y demostrar que su equipo está libre de lagunas de seguridad.

“Hay muchas preocupaciones sobre las soluciones 5G de Huawei. Creemos que esas preocupaciones no tienen fundamento”, comentó Hu a periodistas en Shanghái.

“Permitir que otros adquieran estas tecnologías a través de métodos comerciales, ayudará a reducir las preocupaciones”, puntualizó.

El liderazgo percibido de China en 5G es central en la campaña del presidente Trump para contener el ascenso del país.

Huawei ya ha firmado más de 60 contratos comerciales para construir el estándar inalámbrico a nivel mundial, destacó Hu. La propia China está lista para terminar la primera fase de su lanzamiento 5G a mediados del próximo año, agregó.

La empresa estableció un programa de desarrolladores para alentar a partes externas a crear aplicaciones para los servicios de Huawei, entre ellos la plataforma interna de teléfonos inteligentes que recién presentó, HarmonyOS.

La compañía tiene la intención de alcanzar una base de socios-desarrolladores de 5 millones eventualmente, explicó Hu.

Este ejército de empresas e individuos podría ayudar a crear aplicaciones optimizadas para ejecutar la unidad central de procesamiento Kunpeng y el chip IA de Huawei, que impulsarán todo, desde servidores de Internet hasta soluciones de aprendizaje automático.

“Este trabajo ya comenzó y hemos recibido muy buenos comentarios”, expuso a una audiencia de ejecutivos de tecnología en Shanghái. “Hemos implementado esta estrategia y esperamos que más socios se unan a nosotros”.

Sin embargo, los rápidos avances de Huawei han provocado problemas en Washington, porque la compañía china simboliza el creciente poder tecnológico de un rival geopolítico. Ejecutivos buscaron aplacar estos temores.

Hu, una de las tres personas principales que dirige las operaciones diarias de Huawei, reiteró una oferta expresada por primera vez por el fundador multimillonario Ren Zhengfei de compartir planos 5G.

Si bien fue impreciso sobre cómo esto funcionaría, Hu mencionó que la compañía estaría dispuesta a abrir sus bóvedas tecnológicas por una tarifa, para ayudar a otra compañía a ponerse al día con una tecnología que conducirá aplicaciones desde hogares inteligentes hasta autos sin conductor.

“Los clientes y toda la industria se beneficiarán de una mayor competencia, que es algo que Huawei quiere ver”, dijo Hu.

Publicidad