La covid-19 cambió las condiciones económicas, sociales y educativas en todo el país. En general, el desempeño de las ciudades cayó, según un nuevo estudio del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), pero también ayudó a que algunas mejoraran en seguridad o conectividad. Luego del peor momento de esta crisis que ha traído la pandemia, hay 12 urbes, de todos tamaños, que ofrecen mejores condiciones para laborar y para atraer talento.

“Por supuesto que también hay un entorno rural importante, pero 63% de la población se concentra en las ciudades que analizamos”, explicó Valeria Moy, directora general del IMCO al presentar el Índice de Competitividad Urbana 2021 (ICU 2021). La investigación se centró en 69 metrópolis, en las que vive el 84% del talento con estudios técnicos y superiores.

Para medir su competitividad, el IMCO tomó en cuenta 69 indicadores que agruparon en 10 subíndices. Estos últimos son: tecnología, turismo, economía, conectividad, mercado laboral, seguridad, uso de recursos naturales; así como la inclusión, salud y educación, también la democracia y, por último, gestión gubernamental.

Anuncios

Te puede interesar: Mercado reacciona con incertidumbre ante nominación de Rodríguez Ceja como gobernadora del Banxico, advierten expertos

Además, agruparon a las ciudades según su tamaño. Las más grandes (15), en las que viven más de 1 millón de personas. Las medianas (25), que concentran a una población de 500,000 a 1 millón. Y otros dos conjuntos: las urbes de 250,000 a 500,000 habitantes son 21 y las de menos de 250,000 son 8.

En general, los 10 subíndices tienen que ver directamente con la atracción de talento, explicó Ivania Mazari, coordinadora de Evaluación y Análisis del IMCO. “Si la ciudad está contaminada, las opciones educativas” o la inclusión, por ejemplo, son factores que influyen para que una persona decida mudarse a una ciudad por trabajo.

Para designar qué tan competitivas son estas ciudades, el IMCO les asignó un color del semáforo, de verde a rojo. Este sistema lo utilizó también para señalar en qué áreas deben mejorar y en cuáles han hecho buen trabajo. Por ejemplo, Monterrey está “en verde” en el indicador de economía, pero en rojo en el sistema político y en medio ambiente. En el Estado de derecho tiene el color naranja.
El detalle por tamaño de población

De acuerdo con el documento, el subíndice de mercado laboral, denominano mercado de factores “mide la eficiencia de los mercados de factores de producción, principalmente el laboral y de energía”. Evalúa las ciudades donde las trabajadoras y los trabajadores producen más, “lo que se traduce en salarios más altos y donde los costos de energía son menores”. Por lo tanto, son más atractivas para el talento y la inversión.

Utilizando ese indicador, el equipo coordinado por Mazari encontró que todos los grupos de ciudades empeoraron, particularmente las que tienen menos de 250,000 habitantes.

Ciudad del Carmen, Los Cabos y Xalapa presentaron la mayor desigualdad salarial. En esos lugares el salario promedio por jornadas completas fue de 8,116 pesos mensuales. Aun así, Los Cabos está considerada en este ranking, como una de las de mayor competitividad.

En el grupo de urbes de más de 1 millón de habitantes, éstas son las más competitivas en este subíndice son:

Monterrey
Juárez
Mexicali

De las ciudades medianas, de entre 500,000 y 1 millón de habitantes, éstas son las tres con mejores niveles:

Saltillo
Chihuahua
Culiacán

Saltillo fue el la mejor ciudad evaluada en los indicadores en general. Pero también obtuvo la mejor posición en su grupo en el subíndice de mercado de factores, también en innovación. Entre todas las ciudades de todos los tamaños, fue la tercera con las tasas de homicidio más bajas fueron 3.1 por cada 100,000 habitantes.

Mientras más pequeñas son las urbes, es más difícil que puedan tener buenas evaluaciones en todos los índices de competitividad. Entre las metrópolis de 250,000 a 500,000 habitantes, las que presentan las mejores condiciones para el empleo son:

Nuevo Laredo
Nogales
Monclova-Frontera

De las ocho ciudades más pequeñas que se evaluaron en este estudio, donde viven menos de 250,000 personas, éstas son las más competitivas:

Guaymas
Piedras Negras
Manzanillo

Recomendaciones de política pública

Como en cada edición, el IMCO presentó una serie de recomendaciones de política pública para mejorar las condiciones para las personas trabajadoras, en el ICU 2021 se incluyeron las siguientes:

Proveer servicios de transporte público e infraestructura adecuada para que las personas dediquen menos tiempo al traslado hogar-empleo y puedan incrementar su productividad.

Impulsar la creación y mejora de centros públicos (bibliotecas, centros comunitarios) para que los trabajadores remotos o independientes tengan acceso a servicios como conexión a Internet y tecnologías de comunicación, a fin de facilitar los esquemas de trabajo flexible

Integrar y difundir un directorio municipal que reconozca a los centros de trabajo que cuentan con prácticas que permitan a los colaboradores compaginar su vida personal con la profesional, así como de igualdad laboral entre hombres y mujeres.

“Las prácticas de integración vida-trabajo son trajes a la medida que tienen el potencial de abrir oportunidades de empleo formal para las mujeres, en quienes recae la mayoría de los cuidados y por lo tanto, requieren de cierta flexibilidad. Existe una amplia gama de prácticas que van desde días personales con goce de sueldo hasta teletrabajo”, señala el IMCO.

Publicidad