La captación de Inversión Extranjera Directa (IED) de México en la producción de automóviles y camiones sumó un saldo negativo de 389 millones de dólares de julio a septiembre de 2020, el primer trimestre de vigencia del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Se trata del primer comportamiento negativo de este dato desde el tercer trimestre de 2013 y la caída más profunda desde 1999, fecha en que se tienen registros en línea por parte de la Secretaría de Economía.

Previamente, el descenso más pronunciado es el correspondiente al segundo trimestre de 2010, de -220 millones de dólares.

Te puede interesar: Autotransporte, sector vulnerado por la pandemia 

La cifra del tercer trimestre de 2020 es preliminar y se ajustará, con una tendencia a la baja o a la alza en las semanas y meses subsiguientes.

Aún se desconoce el efecto que tendrá el T-MEC en el sector automotriz de la economía mexicana, con la dualidad de que el tratado en su conjunto genera certidumbre a los inversionistas, pero su regulación contiene cláusulas laborales y de contenido de valor regional con ciertas desventajas para México.

Paralelamente a esta circunstancia, México y el mundo han mantenido condiciones atípicas por la pandemia de Covid-19, que ha afectado la producción, la logística, el comercio y el consumo en términos generales.

La respuesta de México a la emergencia de la pandemia incluyó el cierre de negocios no esenciales, a la vez que productos de manufactura no relacionados con la salud se clasificaron como tales. El cierre de plantas automotrices en México comenzó el 23 de marzo hasta el 31 de mayo. Debido a la interrupción repentina, la disminución de la producción de la industria automotriz no fue compensada inmediatamente por otro sector.

Durante el acumulado de enero a septiembre de 2020, las llegadas de IED a México en la producción de automóviles y camiones totalizaron 1,763 millones de dólares, una disminución de 39.7% interanual con respecto a la cifra actualizada del mismo trimestre de 2019. Proporcionalmente con la IED total recibida por el país, la correspondiente a esta rama productiva abarcó 7.5%, su más baja participación desde 2014.

Este indicador registró un auge en los últimos cinco años, superando en cada uno de cuatro de ellos más de 3,000 millones de dólares y con su mayor nivel en 2019, de 4,291 millones de dólares.

En la producción de autos, el T-MEC incrementa el Valor de Contenido Regional (VCR) de 62.5 a 75%, con una nueva metodología.

También establece un Valor de Contenido Laboral (VCL) de 40%. Esto es, 40% del valor del vehículo deberá producirse utilizando salarios de al menos de 16 dólares estadounidenses por hora.

Publicidad