La compañía financiera del magnate mexicano Carlos Slim reportó en 2018 una utilidad neta de 17,124 millones de pesos, con 11,827 empleados a través de sus subsidiarias. Esto significa una relación de 1 millón 447,874 pesos por empleado. Banorte, con 31,958 millones de pesos y 30,538 empleados, consiguió una utilidad neta de 1 millón 46,499 pesos.

De los tres bancos más grandes que se encuentran en el índice S&P/BMV IPC de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Inbursa es el que más ganancias ha conseguido por empleado en años recientes. Las utilidades netas más altas en 2016, 2017 y 2018 fueron para Banorte, pero Inbursa consigue más con menos colaboradores.

La compañía financiera del magnate mexicano Carlos Slim reportó en 2018 una utilidad neta de 17,124 millones de pesos, con 11,827 empleados a través de sus subsidiarias. Esto significa una relación de 1 millón 447,874 pesos por empleado. La utilidad neta de Banorte, con 31,958 millones de pesos y 30,538 empleados, fue de 1 millón 46,499 pesos por colaborador.

Santander México, el otro de los tres grandes bancos que ocupa un lugar en el índice principal de la Bolsa Mexicana de Valores, reportó en 2018 una utilidad neta por 19,584 millones de pesos, con una cifra de 16,016 colaboradores. Esto significa para la subsidiaria del banco español una relación de 1 millón 222,777 pesos, también arriba de Banorte.

Banorte compite consigo mismo

Su informe anual de 2016 da cuenta de 27,913 empleados y una utilidad neta de 19,308 millones de pesos. En 2017 las cifras para estos rubros fueron de 29,915 y 23,908 millones, que significan crecimientos de 7.17% y 23.82%, respectivamente. En tanto, en 2018 reportó 30,538 empleados y 31,958 millones de pesos, arriba 2.08% y 33.67 por ciento.

Estos datos dejan ver que Banorte logró reducir el ritmo de crecimiento para las contrataciones; no obstante, el crecimiento de sus cifras de utilidad neta aumentó de forma constante. Esta tendencia no se observa en sus dos rivales: Santander creció de forma sostenida mientras Inbursa desaceleró las contrataciones en 2018 y sus ingresos cayeron.

Santander reportó en 2016 un total de 14,643 empleados y 16,000 millones de pesos de utilidad neta. En 2017 terminó con 15,116 empleados y 17,645 millones de pesos (3.23% y 10.28% más, respectivamente). En 2018 sus cifras subieron a 16,016 empleados, mientras que la utilidad neta fue de 19,584 millones de pesos (5.95% y 10.99% más).

El caso de Inbursa

Inbursa tuvo 10,465 empleados en 2016, con 12,432 millones de pesos como utilidad neta. En 2018 el número de empleados fue de 11,441, con una utilidad neta de 20,038 millones de pesos (9.32% y 61.18% más, respectivamente). En 2018 tuvo 11,827 empleados y 17,124 millones de pesos (con variaciones de 3.37% y -14.54 por ciento).

El gran crecimiento en las cifras de utilidad neta que presentó Inbursa en 2017 fue atípico en comparación con sus resultados de 2016. La institución atribuyó el crecimiento a un incremento en el margen financiero y a mayores intereses y comisiones cobradas. Por ello no es atribuible el crecimiento a la productividad de sus colaboradores.

Banregio, un caso especial

En México operan bancos cuyos tamaños y objetivos son muy diferentes. Estas características se relacionan de forma directa con la cantidad de clientes, recursos de la empresa, sucursales e incluso con el tiempo que tienen en el mercado. Banregio, también en el S&P/BMV IPC, cuenta únicamente con 4,479 empleados, pero sus resultados son destacables.

La empresa tuvo una utilidad neta en 2018 de 3,197 millones de pesos. Esto significa que cada empleado le dio 713,775 pesos. No obstante, comparada con Banorte, la cifra de utilidad fue 10 veces inferior, mientras que el comparativo entre empleados tiene a Banregio seis veces abajo. Una muestra de las diferencias de tamaño en el mercado local.

Publicidad