La empresa china de telecomunicaciones Huawei presentó la noche del martes una moción para un juicio sumario en contra de los Estados Unidos, alegando que el artículo 889 de la Ley de Autorización de Defensa Nacional 2019 (NDAA, por sus siglas en inglés) es inconstitucional, mientras busca una solución rápida para la prohibición que le impide mantener relaciones comerciales con empresas establecidas en ese país.

De acuerdo al Jefe de la Oficina Legal de Huawei, Song Liuping, los supuestos problemas de ciberseguridad y las sospechas de espionaje en favor de China serían solo un pretexto para castigarlos, estigmatizando a la empresa y amenazando también sus relaciones con empresas fuera de los Estados Unidos.

 “Los políticos en Estados Unidos están usando la fuerza de toda una nación para perseguir una compañía privada. Esto no es la norma, casi nunca se ha visto en la historia… El gobierno de Estados Unidos no ha proporcionado pruebas que demuestren que Huawei es una amenaza para la seguridad. No hay pistola, no hay humo. Solo la especulación”.

La “lista negra” es un peligroso precedente: Huawei

En conferencia de presna, Liuping señaló que la Sección 889 de la NDAA de 2019 no solo prohibe a las agencias de gobierno estadounidense comprar equipos y servicios de telecomunicaciones a Huawei, también les prohíbe “contratar u otorgar subvenciones o préstamos a terceros” que tengan negocios con la firma china, incluso si no hay conexión con el gobierno de Estados Unidos.

También advirtió que la adición a la “lista negra” del Departamento de Comercio de los Estados Unidos sienta un “peligroso precedente”, que podría afectar en el futuro a cualquier otra industria, empresas o consumidores.

Llamada ‘Lista de Entidades’, el registro prohíbe al gigante chino (y otras 70 filiales) comprar componentes de empresas estadounidenses sin la aprobación previa del gobierno de Washington,  lo que ha puesto en peligro la cadena de producción para sus próximos lanzamientos.

“El sistema judicial es la última línea de defensa de la justicia. Huawei tiene confianza en la independencia y la integridad del sistema judicial de Estados Unidos. Esperamos que los errores de la NDAA puedan ser corregidos por el tribunal”.S

El principal abogado de Huawei para este caso, Glen Nager, asegura que la moción de un juicio sumario para acelerar el proceso está justificada ante la falta de pruebas por parte de los Estados Unidos, haciendo que la Sección 889 de la NDAA de 2019 viole la Declaración de Attainder, el debido proceso y las cláusulas de adquisición de la constitución. Una audiencia sobre la moción se habría programado para el 19 de septiembre.

Publicidad