Los indicadores manufactureros del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) mostraron un rebote en octubre del 2020, debido a la reactivación de la actividad económica pero esta recuperación ha sido desigual.

En su comunicado, el instituto destacó que “la reactivación, como era de esperarse, fue por la reapertura de la actividad económica luego del confinamiento inducido para prevenir el contagio de COVID-19”.

Advirtieron que, esta reactivación parece estar perdiendo fuerza a la vez que presenta una dicotomía marcada entre la actividad industrial y los servicios.

Te puede interesar: Noviembre arranca sin IEPS para gasolinas; ¿aumentarán de precio? 

El Indicador IMEF Manufacturero aumentó en el onceavo mes 3.2 puntos para ubicarse en 50.1 unidades. Así, este indicador pasó a zona de expansión (encima de los 50 puntos) después de haber permanecido dieciséis meses consecutivos en zona de contracción.

En su interior, cuatro de los componentes presentaron aumentos. El subíndice Nuevos Pedidos aumentó 6.0 puntos, para cerrar en 51.2 unidades; el subíndice Producción aumentó 5.2 puntos, para quedar en 51.6; el de Empleo aumentó 3.5 puntos, para cerrar en 50.5 unidades.

Mientras que el subíndice Inventarios aumentó 1.7 puntos para quedar en 46.1. Por su parte, el subíndice Entrega de Productos se mantuvo sin cambio en 50.1 unidades.

Destaca que los subíndices Nuevos Pedidos, Producción y Empleo, cuya interpretación es la más directa, cruzaron el umbral de los 50 puntos conjuntamente, luego de haber permanecido en zona de contracción por 15, 16 y 19 meses consecutivos, respectivamente.

Por su parte, el Indicador IMEF No Manufacturero registró una caída de 1.1 puntos para cerrar en 47.7 unidades y ubicarse en zona de contracción por noveno mes consecutivo.

De manera desagregada, los cuatro subíndices registraron caídas. El subíndice Nuevos Pedidos disminuyó 2.1 puntos para cerrar en 46.5 unidades: el subíndice Producción disminuyó 1.0 unidades para cerrar en 46.9.

El subíndice Empleo tuvo un retroceso de 0.5 unidades para descender a 45.6. Por último, el subíndice Entrega de Productos disminuyó 0.2 unidades para cerrar en 51.8.

“Los resultados de octubre contrastan con los de septiembre, en que todos los subíndices aumentaron, si bien solo revierte parcialmente los avances entonces alcanzados”, declararon en su informe.

Destacaron que hay elementos del entorno global que aportan a la incertidumbre, resaltando el proceso electoral en Estados Unidos y sus posibles repercusiones; temas geopolíticos, como el Brexit.

Señalaron que la fragilidad en los mercados financieros globales es debido a la percepción de riesgo distorsionada por las medidas sin precedentes de política monetaria instrumentadas.

Y en cuanto a temas internos, destaca la preocupación que genera en el entorno de negocios del país la posibilidad de aplicar medidas de política cuestionables, como la eliminación indiscriminada del outsourcing, la aplicación abusiva de la fiscalización por parte del SAT o la eliminación del piso parejo a la libre competencia en el sector energético.

Publicidad