La industria automotriz nacional “mete freno debido a la crisis”, no solo la que registra en ventas en el mercado interno, sino también a nivel internacional.

Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), explicó que el acumulado del año es de 7.6 por ciento de caída en ventas, mientras que las exportaciones de vehículos ligeros reportó un acumulado enero-noviembre de 2.2 por ciento.

Por su parte, Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), denunció que las ventas anualizadas registran 30 caídas consecutivas, lo que habla de la incertidumbre de los consumidores en el futuro de si mantendrán su empleo o cuál será su capacidad para poder comprar artículos de bienes durables.

Publicidad