La inflación interanual de México se desaceleró por séptima quincena consecutiva en la primera mitad de agosto, aunque el índice subyacente continúa mostrando cierta resistencia, según datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

El índice nacional de precios al consumidor creció un 3.29% a tasa interanual en la primera quincena, por debajo del 3.72%% de la segunda mitad de julio, debido a caídas en los precios agropecuarios, energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno en el periodo.

La inflación resultó inferior al 3.56% pronosticado en un sondeo previo.

La inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina productos de alta volatilidad, creció a una tasa interanual del 3.77%, también por debajo de las estimaciones de un 3.81% aunque aún en la parte alta del rango objetivo del banco central.

Sólo en los primeros 15 días de agosto, el índice general de precios al consumidor descendió un 0.08%, mientras que el indicador subyacente avanzó un 0.11%, ambos de igual forma por debajo de las expectativas del mercado.

Huevo, universidad, limón y naranja fueron los genéricos que mayor incidencia tuvieron en el alza del índice nacional de precios al consumidor en la quincena; mientras que el pollo, la cebolla, el aguacate y el transporte aéreo ayudaron a menguar la aceleración de la inflación general interanual.

El Banco de México redujo este mes la tasa clave de interés a un 8% por primera vez en cinco años, citando menores presiones inflacionarias y advirtiendo mayores riesgos para el crecimiento económico en un entorno incierto.

Con información de MVS Noticias

Publicidad