Tras los ajustes en el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que se reflejarán en mayores precios de productos básicos, se espera que la inflación repunte; sin embargo, esto solamente será un “pequeño chipotito”, con efectos transitorios, aseguró el Banco de México (Banxico).

“Para el primer trimestre de 2020 se prevé un cierto repunte por la entrada de algunos elementos como el IEPS y algunos efectos base, pero que éste sea transitorio, se ve un pequeño chipotito, y después continúa su tendencia a la baja”, señaló el gobernador del Banxico, Alejandro Díaz de León.

Durante su participación en el Seminario Perspectivas Económicas 2020, organizado por el ITAM, recordó que en comunicado de política monetaria del pasado mes de diciembre se destacó que para 2020, la inflación general y la subyacente reflejarán tanto, las condiciones de mayor holgura en la economía, como las presiones de costos que se pudieran derivar de los aumentos en el salario mínimo.

Por esto, dijo el gobernador del Banxico, lo que se considera es que el comportamiento de la inflación tendrá un efecto moderado sobre los pronósticos, pero se evaluarán todos los elementos para hacer la actualización correspondiente en el próximo informe trimestral.

En materia de crecimiento económico, reiteró que la expectativa es de una recuperación de la actividad en 2020 y destacó que los avances en el Acuerdo México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC) reducen factores de incertidumbre y riesgo que han afectado la inversión y, por ende, en el crecimiento.

No obstante, indicó Díaz de León, es necesario seguir avanzando en factores que contribuyen a incrementar la confianza, que es necesaria para fomentar la inversión, así como fortalecer el estado de derecho, abatir la corrupción y combatir la inseguridad, al ser males que han aquejado al país por mucho tiempo.

Publicidad