El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró una variación de 3 por ciento a tasa anual durante septiembre (2.97 por ciento), cifra que representó su nivel más bajo desde septiembre de 2016, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El dato es similar a lo estimado por analistas consultados por Bloomberg.

El aumento de precios se estableció por cuarto mes consecutivo dentro del rango objetivo del Banco de México (Banxico), fijado en 3 por ciento (+/- 1 punto porcentual).

A partir de 2002, año en el que el Banco Central adoptó oficialmente el esquema de política monetaria llamada ‘objetivos de inflación’, únicamente se ha logrado coincidir con la meta inflacionaria en cinco ocasiones. Estos meses fueron mayo de 2006, marzo de 2011, febrero de 2015, septiembre de 2016 y septiembre de 2019.

La trayectoria de la inflación alcanzó la convergencia fijada por el Banxico, derivado en gran medida por el comportamiento de la balanza no subyacente, que es aquella que monitorea el comportamiento de los productos que tienen más ‘susceptibilidad’ de modificar sus precios, al registrar una variación anual de 0.7 por ciento, su nivel más bajo desde que el Inegi tiene registros.

De manera particular, los energéticos y las tarifas autorizadas por el Gobierno mostraron una contracción en sus precios de 0.7 por ciento, derivado en buena medida a la deflación de 3.1 por ciento que mostraron los energéticos.

Por otra parte, la balanza subyacente, que es aquella que excluye de su conteo los productos que presentaron una alta volatilidad en sus precios, se ubicó en 3.8 por ciento a tasa anual, por lo que acumuló cinco meses consecutivos en el mismo nivel.

En la variación mensual, la inflación se estableció en 0.26 por ciento respecto a agosto. Durante septiembre del año anterior, el aumento de precios fue de 0.42 por ciento.

Entre los productos que más aumentaron sus precios se encontraron el jitomate (7.84 por ciento), la educación preescolar (4.94), la primaria (4.17), el huevo (2.43) y los automóviles (1.23).

Estos incrementos fueron compensando con la reducción de precios de otros productos, como los servicios profesionales (16.72), la cebolla (15.74), el aguacate (9.58), el plátano (8.17) y el transporte aéreo (5.16).

La inflación acumulada entre el periodo enero-septiembre fue de 0.89 por ciento, su menor nivel para un periodo similar desde 2015, año en el que la inflación se precipitó hasta un mínimo histórico, por el efecto favorable de la reforma de las telecomunicaciones.

Publicidad