El ingreso promedio de las familias mexicanas no ha mejorado en los últimos 10 años. En 2006 los hogares del país registraron el mayor nivel de ingresos en los últimos 25 años y desde ese momento solo se han presentado fluctuaciones que no representan alguna recuperación real.

El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) informó que en 2016 cada hogar del país se sostuvo en promedio con 3 mil 733 pesos mensuales, dicha cifra representa un ligero avance de 181 pesos respecto al ingreso promedio de 2014, pero menor al que se presentó en 2012.

La pobreza en nuestro país afecta a 55 millones de personas y el ingreso promedio de las familias solo cubre las necesidades más elementales. En este año una canasta básica cuesta 2 mil 948 pesos y tras cubrir las necesidades alimenticias, a una familia solo le restan 784 pesos, que resultan insignificantes para cubrir otros aspectos como pago de vivienda, educación y vestido.

La evolución del ingreso promedio de los hogares  en los últimos 25 años muestra una fuerte reducción en el ingreso justo después de la crisis económica de 1994, cuando el peso se devaluó en más de 70 por ciento respecto al dólar por las especulaciones financieras. La salida de capital extranjero derivó en un aumento de precios que muchas familias, e incluso industrias, no pudieron soportar y quedaron en quiebra.

En esos momentos de fragilidad económica (1996) el ingreso promedio de las familias se ubicaba en los mil 633 pesos en términos reales, pero 20 años después el ingreso que perciben los hogares solo creció mil 100 pesos, equivalentes a 41.7 por ciento.

Posterior a la crisis económica se registró una recuperación entre 1996 y 2006. En dicho periodo los ingresos aumentaron 150 por ciento hasta ubicarse en los 3 mil 964 pesos mensuales. Esa cifra representa el punto más alto para la economía laboral. A partir de entonces los salarios han descendido o aumentado cada dos años, pero nunca se ha alcanzado el nivel registrado en 2006.

En 2017 llegó uno de los mayores aumentos al salario mínimo en los últimos años. La Comisión Nacional de Salarios Mínimos aprobó un alza de 9.58 por ciento respecto al salario de 2016. En pesos contantes y sonantes, este histórico incremento equivale a 7 pesos diarios. Ahora un trabajador recibe un pago mínimo de 80 pesos por una jornada de trabajo.

Un análisis la UNAM revela que en 1994 un trabajador debía laborar 12 horas con 53 minutos para poder ganar el dinero equivalente al precio de una canasta básica; ahora, los asalariados deben invertir 22 horas de esfuerzo para poder costear el precio de las necesidades básicas en alimentación.

En algunos casos los hogares de México tienen diferentes fuentes de ingresos. El Coneval explica que la principal “es la remuneración al trabajo que ocupa alrededor de 70 por ciento del ingreso total de los hogares”.

Adicional al salario, existen otras formas de obtener dinero como “las remesas, transferencias por programas sociales, becas personales, entre otros, que complementan el ingreso total de los trabajadores”.

CLAVES

CONAGO

La Conferencia Nacional de Gobernadores anunció que todos los estados de la República adoptarán los objetivos de la Agenda 2030 con el fin de garantizar el desarrollo económico, social y medio ambiental de la población.

La Agenda 2030 la adoptó el gobierno mexicano en abril de este año y hasta la fecha únicamente cuatro estados, Nuevo León, Colima, Chiapas y Sinaloa han instalado órganos de seguimiento para el cumplimiento de los objetivos.

En su calidad de presidente de la Conago, el jefe de Gobierno de la CdMx, Miguel Ángel Mancera, reconoció que los objetivos planteados en la Agenda 2030 no son una tarea sencilla, porque se tiene que hacer una adecuación normativa en todas las entidades.

Con información de Milenio

Publicidad