BBVA México estima que la fuerte contracción económica anticipada para este año, causará pérdidas cuantiosas de recaudación tributaria, ello, a pesar de los  esfuerzos del gobierno federal por combatir la evasión y el fraude fiscales.

En este sentido, detalla, habría caídas entre 9.1 y 13.1% en los ingresos públicos, dependiendo de si el Producto Interno Bruto (PIB) se contrae  7 o 12% , que es el rango que tiene estimado este banco.

En un análisis, BBVA Research precisa que, con base en estos pronósticos del PIB, los ingresos tributarios podrían disminuir entre 216,000 millones y 421,000 millones de pesos este año.

El análisis de la institución detalla que si bien los ingresos públicos mostraron un crecimiento anual real de 9.2% en el primer trimestre del año, ante el favorable desempeño de los ingresos tributarios, es muy probable que la significativa contracción económica anticipada para el 2020, termine revirtiendo la tendencia positiva de este tipo de impuestos.

“Ello, debido a que los ingresos tributarios son relativamente más sensibles al crecimiento económico nacional que otras fuentes de ingresos públicos”.

BBVA Research recuerda que en los Pre criterios generales de política económica 2021, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) estimó que los ingresos tributarios en el 2020 serían de 3.35 billones de pesos, pero aclara que estas estimaciones se basaron en una previsión de crecimiento de -3.0 por ciento.

Puntualiza que dada la muy alta probabilidad de que la contracción económica sea más profunda este año —pues aún no se presentaban los peores efectos económicos de la pandemia— es necesario considerar estimaciones de los ingresos tributarios correspondientes a mayores caídas del PIB.

En este sentido, BBVA refiere que para un PIB entre -7 y -12%, los ingresos tributarios podrían disminuir entre 216,000 millones y 421,000 millones de pesos este año.

Asimismo, al tomar en cuenta las distintas estimaciones de ingresos tributarios considerando caídas del PIB mayores a 3%, los ingresos públicos totales podrían mostrar contracciones anuales reales  entre 9.4 y 13.1 por ciento.

“Los ingresos tributarios representaron 59.5% de los ingresos públicos totales en el 2019. Por lo tanto, el dinamismo de los primeros es clave para la solidez y sostenibilidad de las finanzas públicas en el mediano y largo plazos”, señala.

BBVA aclara que las caídas en los ingresos públicos totales, únicamente reflejan la pérdida por recaudación tributaria ante tales escenarios. “Lo que pueda pasar con resto de los ingresos públicos, queda fuera del objetivo del análisis”.

Mayor déficit primario

El análisis resalta que los menores ingresos tributarios se reflejarían sobre un mayor déficit primario, si es que no se ajustara el gasto público.

Detalla que la SHCP tiene como meta un déficit primario de 85,543 millones de pesos (0.4% del PIB); con el rango  entre 7 y 12% de contracción anual del PIB previsto , el déficit primario se ubicaría entre 301,367 millones de pesos (1.3% del PIB) y 506,398 millones de pesos (2.3% del PIB) a finales del año.

“Lo anterior nos da una noción de los recortes al gasto público que tendría que hacer el gobierno federal para cumplir con la meta de déficit primario de 0.4% del PIB”.

Publicidad