El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) aseguró que la propuesta de presupuesto 2020 es “suficiente” para cumplir con los trabajos de la construcción del Tren Maya.

El director general de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, señaló que esta obra de infraestructura es fundamentalmente de inversión privada y los recursos asignados servirán para obras inducidas, estudios de impacto ambiental, consultas, algunas reservas complementarias, ajustes de tipo social, ambiental y técnico, entre otras.

De acuerdo con el proyecto de Presupuesto de Egresos 2020, presentado la víspera, fueron solicitados dos mil 500 millones de pesos para el Tren Maya, lo que significó una reducción de 57 por ciento en comparación con lo aprobado para 2019.

“Nosotros tuvimos este año una asignación de cinco mil millones que han servido para varias preparaciones para el mismo proyecto, como algunos pagos de derechos de vía, de carreteras, de obras preliminares y en el año 2020 evidentemente tuvimos una cantidad menor porque las cantidades fuertes son en los contratos”, apuntó.

En un comunicado, Jiménez Pons anticipó que en diciembre se lanzarán las licitaciones para la construcción de los siete tramos del Tren Maya, lo cual implicará una inversión privada de 80 mil millones de pesos.

Señaló que el Tren Maya incluye un esquema financiero basado en Asociaciones Público–Privadas, APPs donde la iniciativa privada aportará 90 por ciento de la inversión que se les pagará a lo largo de un plazo de 30 años, pero que se pagará con la operación del Tren.

El control de esta operación la llevara el Estado y el Fonatur contratará a una empresa que sepa de trenes que será la encargada de ello, añadió.

“Quien construya el Tren Maya tendrá un contrato por disponibilidad y se le pagaran tres cosas: capital, intereses y mantenimiento durante 30 años”, concluyó.

Publicidad