La meta del gobierno para aumentar la producción de crudo de Pemex y subir la refinación le costó a la petrolera perder el grado de inversión, después de que el viernes las agencias Fitch Ratings y Moody’s bajaron su nota crediticia, según expertos.

“Las métricas crediticias de Pemex seguirán siendo débiles en el futuro previsible a medida que la empresa lidie con los bajos precios del petróleo, altos vencimientos de deuda y baja inversión en exploración y producción a favor de una expansión de su negocio de refinación que ha generado pérdidas por varios años”, afirmó Moody’s.

Te puede interesar: Bonos de Pemex ya son basura

Anuncios

No obstante, la administración actual ha decidido continuar con las labores para subir la producción de Pemex tras años de bajas continuas, a pesar de que la demanda mundial de petróleo caerá en cerca de 30 millones de barriles diarios tan solo en abril y de que las compañías petroleras a nivel internacional han anunciado recortes en sus cifras de inversión.

“Forzar a Pemex a maximizar producción a costa de tener pérdidas millonarias fue la causante principal. Difícilmente veo a la administración cambiando de rumbo y priorizando rentabilidad a producción. La oportunidad dorada para hacerlo sin costo político era el acuerdo de la OPEP+”, afirmó Pablo Medina, vicepresidente de la consultora Welligence.

Si bien, la baja en la nota de Pemex ya era una decisión prevista por las calificadoras, la negativa del Gobierno Federal a sumarse a los recortes requeridos por la Organización de Países Exportadores de Petróleo y aliados (OPEP+) reafirmaron la aversión de la actual administración a adecuar sus planes a las necesidades del mercado derivadas de la pandemia.

Pemex también aumentará la capacidad de sus refinerías en 400 mil barriles diarios, según declaró el presidente López Obrador hace unas semanas, mientras que otras compañías privadas y públicas han decidido pausar sus actividades de refinación o reducir su producción.

Hasta ahora, Pemex no ha reducido significativamente sus metas de producción y solo ha anunciado una reducción de gastos en contrataciones en hasta 5 mil millones de pesos por la emergencia.

Publicidad