El regreso parcial a la actividad productiva ha provocado una desorganización entre las autoridades federales y estatales, que resulta en faltantes en la cadena de suministro del sector automotriz y ausentismo de empleados en maquiladoras de Ciudad Juárez por miedo a contagios, señalaron industriales.

“Se está dando en una falta total de coordinación, hay un lineamiento federal con un semáforo que ha sido cuestionado por los gobernadores de varias entidades ya que a todos los pusieron en rojo para curarse en salud y dejar a los gobiernos estatales la responsabilidad”, refirió Enoch Castellanos, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

Te puede interesar: OPS pide a México “no abrir demasiado rápido” actividades; sugiere “pensar dos veces” relajar Sana Distancia

“Es mucho riesgo, es de pronóstico reservado lo que pueda pasar, hay datos y proyecciones de diferentes centros de investigación como el Massachusetts Institute of Technology (MIT) que estima más de 132 mil muertos en México en septiembre”, señaló en videoconferencia.

Informó que el retorno a la actividad productiva en el sector autopartes y maquilador con actividades esenciales se está dando de manera muy diferente, algunas lo intentan con bajos porcentajes de participación de trabajadores, con un 30 por ciento, otras con un 60 por ciento.

Ante diferentes medidas de las autoridades estatales, no se ha logrado reactivar la cadena de suministro en el caso de las autopartes, una vez que en Puebla el gobierno no autorizó reabrir a 60 autoparteras que forman parte de la cadena de suministros.

En el caso de la maquiladora, la falta de pruebas médicas ha causado el ausentismo de trabajadores hasta en 30 por ciento en Ciudad Juárez y en menor medida en Tijuana.

“Las pruebas son indispensables. Se nos hace riesgoso que no haya suficientes pruebas, no para evitar los rebrotes, sino para que no se agudice la escalada de contagios. No hemos llegado ni siquiera al pico y sería cinismo total decir que domamos la pandemia, hay que tener cuidado con lo que se dice porque hace que la gente se confíe”, advirtió Castellanos.

Detienen pruebas

El líder de los industriales denunció escasez de pruebas para identificar contagios, debido a restricciones del gobierno para su importación y “tortuosos” trámites.

“Está habiendo mucha restricción a la importación de pruebas, a los permisos de Cofepris. Por un lado liberan que lleguen medicinas e insumos sin registro sanitario, únicamente con el del país de origen, pero para este tipo de cosas, las tienen muy restringidas. Pareciera ser que no le interesa al gobierno, de manera conveniente políticamente, el que se hagan pruebas porque podría escalar el número de contagios”, dijo.

Informó que el 80 por ciento de las empresas proveedoras de la industria automotriz lograron conseguir pruebas, por lo que se la aplicaron a todo su personal, mientras que el 20 por ciento restante aplicó muestreos. En el caso de las maquiladoras, no ha sido posible alcanzar aún dicha proporción.

Publicidad