El 14 de febrero, el gigante bancario de Estados Unidos, JPMorgan Chase, anunció su propia criptomoneda. Significativamente, es la primera vez que un importante banco de EE. UU. saca provecho de los activos digitales para uso directo en operaciones comerciales.

Es justo decir que el movimiento viene inesperadamente desde JPMorgan Chase, cuyo CEO, Jamie Dimon, es famoso dentro de la criptocomunidad por sus comentarios anti-Bitcoin (BTC). Estas son las principales tomas de comentarios e informes sobre la nueva moneda virtual, denominada “JPM Coin”.

Hay tres aplicaciones iniciales para JPM Coin, tal como dijo a CNBC Umar Farooq, jefe de proyectos blockchain del prestamista.

El primero son los pagos transfronterizos para grandes clientes corporativos, que actualmente dependen de transferencias bancarias proporcionadas por redes como SWIFT, lo que significa que pueden demorar hasta varios días hábiles en liquidarse. Según Farooq, los pagos con JPM Coin se realizarán instantáneamente en cualquier momento del día.

Como resultado, SWIFT, que actualmente maneja más de la mitad de todos los pagos transfronterizos de alto valor, también podría ser desafiada a actualizar su sistema de remesas. El servicio de mensajería interbancaria con sede en Bélgica de 46 años ya ha sido confrontada por Ripple (XRP), cuyo CEO, Brad Garlinghouse, había declarado recientemente que “lo que estamos haciendo en el día a día es, de hecho, hacernos cargo de SWIFT”. Ripple ha informado varios avances en el campo de los pagos internacionales, supuestamente ahorrando costos de transacción en un 40-70 por ciento con su plataforma xRapid y agregando varias instituciones bancarias importantes a su red RippleNet.

SWIFT, a su vez, ya ha comenzado a investigar blockchain como una de las opciones para lograr pagos más rápidos. Además, ha mejorado su plataforma de pagos Global Payments Innovation (GPI). Recientemente, la red bancaria lanzó una prueba de concepto (PoC) de una puerta de enlace que permitiría a la firma de software blockchain R3 conectarse al GPI.

En segundo lugar, JPM Coin sería utilizada para transacciones de valores. En abril, el banco probó su plataforma Quorum Blockchain, junto con el Banco Nacional de Canadá y otros participantes del sector crediticio. La intención era simplificar los pagos de origen, liquidación y tasas de interés, entre otros procesos financieros.

Específicamente, tal como escribió Reuters, la prueba “reflejó la oferta de USD 150 millones del banco canadiense en el mismo día de un certificado de depósito Yankee de tasa variable a un año”. Por lo tanto, los inversores institucionales pueden usar la JPM Coin para liquidaciones instantáneas, en lugar de esperando que llegue una transferencia bancaria.

JPMorgan Chase creó Quorum en el 2016 como parte de Ethereum Enterprise Alliance (EEA), de la cual es uno de los socios fundadores. Las plataformas se ejecutan en la cadena de bloques de Ethereum (ETH) y se basan en el cliente de Ethereum Go. Actualmente es utilizado por las compañías farmacéuticas Pfizer y Genentech, así como por Microsoft Azure, entre otras. En marzo, JPMorgan Chase declaró que estaban considerando convertir a Quorum en una entidad independiente como forma de atraer a más socios que podrían asustarse si son competidores del banco.

Finalmente, la nueva criptomoneda podría ser empleada por grandes corporaciones, como Honeywell International y Facebook, que supuestamente utilizarán el negocio de servicios de tesorería de JPMorgan Chase para reemplazar los fondos que tienen en varias subsidiarias en todo el mundo. Según la CNBC, las empresas trajeron al prestamista USD 9 mil millones en ingresos en el 2018. Farooq explicó en un comentario:

“El dinero salta de un lado a otro en todo el mundo en una gran empresa. ¿Hay alguna forma de garantizar que una subsidiaria pueda representar efectivo en el balance sin tener que transferirlo realmente a la unidad? De esa manera, pueden consolidar su dinero y probablemente consigan mejores tarifas por ello”.

Los ensayos para el token están programados para comenzar “en unos pocos meses”. Sin embargo, solo una pequeña cantidad del total de fondos involucrados en las tres áreas antes mencionadas involucraría a JPM Coin al principio. En total, JPMorgan Chase mueve diariamente más de USD 6 billones en todo el mundo, según CNBC. Es el banco más grande del país. Como dijo Farooq:

“Casi todas las grandes corporaciones son nuestros clientes, y la mayoría de los principales bancos del mundo también lo son. Incluso si esto se limitara a los clientes de JPM a nivel institucional, no debería detenernos”.

También agregó que, en el futuro, el token del prestamista podría usarse para pagos en dispositivos conectados a Internet si se migran a blockchain. En general, el representante de JPM parecía entusiasmado con las perspectivas de la tecnología en el banco.

“Así que cualquier cosa que exista actualmente en el mundo, mientras se mueva hacia la cadena de bloques, esta sería el componente de pago para esa transacción. Las aplicaciones son francamente infinitas; cualquier cosa donde tengas un registro distribuido que involucre a corporaciones o instituciones puede usar esto”.

JPM Coin se asemeja a una stablecoin —lo que se alinea con una tendencia general.

De acuerdo con el informe de CNBC, las monedas JPM están vinculadas a dólares estadounidenses para que su valor se mantenga estable —técnicamente, lo que hace que el nuevo token se convierta en una moneda estable, al menos en su forma inicial—.

Los clientes recibirán las monedas luego de depositar dólares en JPMorgan Chase. Después de que los tokens se usen para un pago o compra de valor en la cadena de bloques, el prestamista supuestamente los destruirá y les dará a los clientes una cantidad equivalente de dinero fíat a cambio.

En general, las stablecoins tuvieron un gran año en el 2018, convirtiéndose en una tendencia creciente entre los jugadores más orientados al cumplimiento. Por ejemplo, la ‘start-up’ Circle, respaldada por Goldman Sachs, lanzó su USD Coin (USDC) en colaboración con el importante exchange de criptomonedas de EE. UU., Coinbase, y los gemelos Winklevoss presentaron su propia stablecoin llamado el dólar Gemini luego de recibir la luz verde reglamentaria del Departamento de Servicios Financieros de Nueva York (NYDFS).

Publicidad