La economía de Taiwán se situó como una de las pocas a nivel mundial en finalizar el año del coronavirus en positivo, al crecer un 2,98 % a lo largo de 2020.

Esta estimación oficial, publicada anoche por la Dirección General de Presupuestos, Cuentas y Estadísticas del Gobierno taiwanés, supone la primera ocasión en la que el PIB de Taiwán crece a un ritmo más rápido que el de China desde 1990, ya que el Gobierno de Pekín reportó recientemente un avance del 2,3 % para el global del año.

Te puede interesar: Honda y Mazda recortan su producción por la carestía de semiconductores

Además, el dato no solo supone que la economía taiwanesa se mantuvo en el mismo nivel de crecimiento que en 2019 sino que es 0,02 puntos superior al de ese año, es decir, que creció más todavía mientras la mayoría de economías mundiales se dirigen a la contracción debido al impacto de la covid.

Buena parte de este éxito económico se debe a la rapidez con la que Taipéi reaccionó a la pandemia, ya que impuso restricciones a la llegada de personas desde China durante los primeros indicios del brote inicial de la covid, registrado en la ciudad central de Wuhan.

La recuperación fue especialmente notable en la segunda mitad del año, ya que en el tercer trimestre el PIB avanzó un 3,9 % interanual y en el cuarto un 4,9 %.

En el primero el dato había sido del 2,5 % y en el segundo, la peor parte de 2020 en la isla, del 0,35 %.

El gasto privado -principal indicador del consumo- se redujo un 2,36 % en el cómputo del año, mientras que el público se expandió en un 2,69 %, algo que para Lloyd Chan, analista de la consultora Oxford Economics, “ayudó a apuntalar el fuerte repunte económico”.

Publicidad