El 2019 cerrará con 6,600 megawatts instalados gracias a la incorporación de 1,600 megawatts adicionales de capacidad eólica en el país, con un incremento de al menos 30% en relación con el cierre del año pasado y representando casi 9% de la capacidad nacional.

La capacidad del 2019 también equivaldrá a cuatro veces la capacidad del 2013, cuando se hizo la reforma constitucional que abrió el sector eléctrico mexicano a una mayor participación de la Iniciativa Privada.

Sin embargo, faltan acuerdos entre el gobierno y privados para continuar con esta expansión en los siguientes años, según la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE).

“Continuamos con la materialización de algunos proyectos de subastas, sigue la instalación de algunos proyectos de autoabastecimiento y también hay nuevos proyectos bajo la Ley de la Industria Eléctrica”, explicó en entrevista Leopoldo Rodríguez Olivé, presidente de la AMDEE.

Dijo que este año se volverá a romper el récord de instalación de capacidad eólica en el país, pero esto gracias a los proyectos que se concibieron en años pasados.

Así, las inversiones programadas en esta tecnología de generación del 2019 al 2021 suman alrededor de 2,000 millones de dólares, con la continuidad de la instalación de los proyectos de la tercera subasta de largo plazo y de parques a desarrollarse a partir de contratos bilaterales de adquisición de energía entre privados.

Sin embargo, aunque para el 2020 se espera la instalación de alrededor de 1,200 megawatts, “será un buen año, pero hay que ver qué sigue”, dijo Rodríguez Olivé, “traemos una inercia de cosas que se venían haciendo y vamos bastante bien. Para el 2020 hay una serie de cosas por definir, pero estamos todavía a tiempo de llevar a cabo las acciones necesarias para que se materialice el máximo potencial que esperábamos”.

Con el cambio de gobierno, la industria eólica requiere definiciones como la forma en que se ejecutarán las Asociaciones Público-Privadas luego de la cancelación de las subastas de largo plazo, además de la certidumbre jurídica y regulatoria de que se permitirá el desarrollo de contratos entre privados en los tiempos necesarios para obtener financiamientos.

Para la AMDEE es notable que se está abriendo el diálogo con el gobierno en materia de renovables, ya que hace pocas semanas se llevó a cabo la primera de las mesas de diálogo en materia energética.

Según Rodríguez Olivé, se llevarán a cabo por lo menos siete reuniones más en esta materia. De lograrse los acuerdos necesarios, el crecimiento de la industria eólica nacional podría incluso duplicarse al cierre del sexenio, aseveró.

Al cierre de esta edición, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, afirmó por suparte que es posible la ejecución de una cuarta subasta para la adquisición de energía a largo plazo por parte de la Comisión Federal de Electricidad, pero para ello se licitará generación para necesidades específicas en distintas regiones del país y con ello se garantizará la construcción de transmisión para el despacho de esta nueva capacidad.

Publicidad