El índice de precios al consumidor (IPC) en México reportó un aumento del 0.06% en la primera quincena de abril, dejando la inflación anual en 6.05%, su mayor nivel desde finales de 2017, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La cifra de 6.05% es más del doble de la meta del Banco de México (Banxico), que es del 3%.

En el mismo periodo de 2020, las variaciones registradas fueron de (-) 0.72 % quincenal y del 2.08 % anual.

“La inflación anual de 6.05 % que registró el Índice Nacional de Precios al Consumidor en la primera quincena de abril representó un incremento de 0.83 puntos respecto a la de la segunda quincena de marzo y es la mayor tasa de inflación desde diciembre 2017”, dijo en Twitter el presidente del Inegi, Julio A. Santaella.

Te puede interesar: El BBVA plantea el despido de 3,800 trabajadores en España

POR ARTÍCULOS

El índice de precios subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la carestía general porque elimina artículos de alta volatilidad en sus precios, registró un aumento del 0.18 % quincenal y del 4.13 % anual.

Dentro del subgrupo de bienes y servicios subyacentes, a tasa quincenal, los precios de las mercancías crecieron un 0.29 % y los de los servicios un 0.06 %.

Mientras que el índice de precios no subyacente presentó una disminución quincenal del 0.28 % y un incremento de 12.21 % anual.

Dentro de los no subyacentes, los precios de los productos agropecuarios subieron un 1.6 % quincenal, mientras que los de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno bajaron un 1.61 % quincenal.

Esto como resultado de los ajustes en las tarifas eléctricas dentro del esquema de temporada cálida en 18 ciudades del país.

En México, la reactivación económica llegó tras dos meses de suspensión de todas las actividades económicas no esenciales, en abril y mayo del 2020, debido a la crisis del coronavirus, lo que provocó un fuerte impacto en la producción y el consumo.

Publicidad