Las formas definitivas de hacer más con tu dinero

Anuncios
Anuncios

¿Por más que haces cuentas, las cifras no te cuadran y tus ingresos no son suficientes para cubrir los gastos que tienes? Esta situación es común, desgraciadamente.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2018, la población adulta reportó que, por lo menos un mes, su ingreso no fue lo suficiente para cubrir gastos (42%), por lo que tuvo que recurrir a préstamos, adelantos salariales, retrasos en el pago de créditos, empeño de inmuebles, así como el uso de las tarjetas de crédito, lo que les provocó inestabilidad económica.

Dicen que vivir en crisis es parte de la cultura mexicana, y como tal, esa idea es difícil de erradicar, pero la verdad es que se puede cambiar esa situación, y la mejor manera de hacerlo es logrando ingresos extra, pues matarás dos pájaros de un tiro: ayudarás a que tus finanzas se estabilicen y, en caso de que te quedes sin empleo, podrás esquivar la cadena de problemas financieros que se desprenden de tener sólo una fuente de ingresos.

Seguro tu respuesta será “¿trabajar más? Si lo hago todo el día”, y es cierto, un trabajo formal prácticamente ocupa todo tu tiempo, pero en algunas ocasiones sólo hay dos opciones: o le bajas a tus gastos inmediatamente, o consigues otra fuente de ingresos, no hay más alternativas.

Optimiza gastos

HAZ UN PRESUPUESTO

Identifica cuánto dinero gastas y en qué, pero aún más importante, cuánto dinero ingresa a tu bolsillo, así podrás priorizar.

EVITA GASTOS HORMIGA

Sabemos que es muy agradable llegar a la oficina con un café recién preparado y comer diario en la fondita, pero si no tuviste un buen cierre de año evita autosabotearte.

PAGA TUS DEUDAS A TIEMPO

Tal vez no puedas solventarlas de forma inmediata, pero si no cuentas con el capital para cubrir el monto total, adelanta pagos, así reducirás de manera considerable tu deuda y tus preocupaciones. También puedes reestructurar la deuda con tu institución financiera para negociar descuentos.

PLANEA A FUTURO

No importa la edad que tengas, siempre debes pensar a futuro y eso implica asegurarlo. Revisa planes que te permitan elegir cuánto y cómo ahorrar.

Publicidad