Las llegadas de turistas podrían caer globalmente un 50 por ciento en 2020 por el coronavirus, lo que requerirá “soluciones innovadoras” para fomentar la recuperación, indica un estudio difundido este lunes en la feria de turismo World Travel Market (WTM, en inglés), celebrada por internet.

El informe, elaborado por Caroline Bremner para la empresa de análisis de mercado Euromonitor Internacional, señaló que, aunque el sector turístico y de viajes vive “una crisis existencial”, tiene la oportunidad también de recalibrar sus prioridades e impulsar cambios importantes, como “la digitalización y la sostenibilidad”.

Te puede interesar: Crece inflación 4.09% anual en octubre: INEGI

Al presentar Acelerando la innovación en los viajes tras el coronavirus, con datos de un centenar de países, Bremner dijo que, en el peor de los cuatro escenarios analizados, las llegadas de turistas descenderían un 60 por ciento este año, mientras que en el más optimista, que contempla menos restricciones y una vacuna en 2021, el retroceso sería del 50 por ciento.

Según la investigadora, la demanda turística, en cuanto a número de viajes y valor, tardará “un mínimo de entre tres a cinco años” a recuperarse hasta sus niveles precrisis, con consecuencias para hoteles, aerolíneas e intermediarios.

A medio plazo, el sector deberá ajustarse a niveles de demanda inferiores”, afirmó.

El estudio apuntó que, en última instancia, la recuperación del turismo dependerá, en esta situación “fluida”, de lo que duren las restricciones; la eficacia de los sistemas de trazo de contagios y el efecto económico de la pandemia, sobre todo en el empleo.

Prevé que ciertos sectores se recuperen antes, como las ventas de viajes por aplicaciones de móvil, que repuntarían en unos tres años, mientras que las aerolíneas tardarán al menos cuatro y aún más la hostelería y los intermediarios.

Con una caída prevista del 4.8 por ciento del producto interno bruto (PIB) global en 2020, el sector turístico y de viajes ha sido uno de los más afectados, apunta el informe, que avisa de que ha bajado “el apetito de los consumidores por vacaciones internacionales”, en favor de salidas dentro de sus territorios.

En Europa, el PIB podría contraerse un 8.8 por ciento este año -con una recuperación del 5.2 por ciento en 2021 en el escenario central del informe-, siendo Alemania y Rusia los países que mejor resistirán, con caídas del 6.7 por ciento, frente a España, Francia, Italia o el Reino Unido, que retrocederían de un 11 a un 12 por ciento.

En América Latina, países como Argentina, Perú, Colombia, Brasil, México y República Dominicana afrontan un descenso de las llegadas de entre un 40 a casi un 60 por ciento, afirma el estudio, que destaca las crecientes iniciativas de turismo sostenible en la región.

Bremner incidió en que potenciar la oferta digital y tecnológica será clave para el progreso de las empresas así como adaptarse a la demanda ciudadana por un turismo sostenible y de valor añadido, y avisó de que ya no será viable promover el turismo de masas.

“Si las marcas de viaje adoptan un enfoque a corto plazo y empiezan a ofrecer grandes descuentos, la recuperación no perdurará y se producirá una carrera hacia el fondo”, declaró.

Publicidad