Las consecuencias económicas de la pandemia de coronavirus han cobrado un precio mayor a las mujeres mexicanas que a los hombres.

Unas 3.2 millones de trabajadoras perdieron sus puestos de trabajo en el periodo de seis meses hasta agosto, es decir, el 64 por ciento de la total.

Para agravar las cosas, las mujeres ya estaban muy sub-representadas en el lugar de trabajo: a fines de 2019, había 1.5 hombres por cada mujer en el mercado laboral. Esa cifra aumentó a 1.7 el mes pasado, mientras que la brecha de género en la pérdida de empleo debido a la crisis ha sido mucho mayor en México que en otras seis naciones latinoamericanas analizadas por el Banco Interamericano de Desarrollo, incluidos Perú, Colombia y Bolivia.

Te puede interesar: En México, uno de cada dos trabajadores podría tener afectación mental por estrés laboral, revela UNAM  

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) publicó el lunes las cifras sobre la recuperación del mercado laboral en México, que se mantuvo durante agosto. Se reincorporaron al trabajo 653 mil personas, un menor ritmo que en los meses previos, sustentado principalmente en ocupaciones informales y de bajos niveles de ingreso.

El número de ocupados en el país se elevó de 49 millones 781 mil en julio, a 50 millones 434 mil en agosto. De dicho incremento, el 71 por ciento, 467 mil, fueron ocupaciones informales, y el resto, 186 mil 800, fueron formales.

Así, en agosto el número de personas ocupadas sumó cuatro meses al alza, aunque a un menor ritmo, luego del aumento de 4.75 millones en junio y 1.45 millones en julio.

Se han reincorporado a la actividad productiva 7.1 millones de personas, de las 12.5 millones que perdieron su trabajo en abril a causa de la crisis ocasionada por la pandemia. Es decir, se han recuperado 57 por ciento de las trabajos perdidos, pero faltan 5.3 millones.

Con información de Cristián Téllez*

Publicidad