Emprender un negocio no siempre es fácil, pues además de contar con el desarrollo de una excelente idea, en muchos de los casos se requiere de un espacio físico bien ubicado para establecerse, lo que implica un mayor gasto.

Actualmente ya existen opciones que ofrecen compartir oficinas bien ubicadas a precios más accesibles, como los coworking que son lugares de trabajo compartido en donde profesionistas independientes, empresas, teletrabajadores o startups comparten metros cuadrados y recursos tanto físicos como virtuales, para desarrollar sus proyectos profesionales de manera independiente.

Te puede interesar: Agentes de EE.UU. detienen a 14 militares mexicanos y les incautan sus armas luego que cruzaran por error la frontera entre ambos países

Ventajas

De acuerdo con empresas como TechHub y Coworkingfy entre las principales ventajas que tienen este tipo de espacios está:

1.Reducción de gastos. De acuerdo con Coworkingfy una de las principales dificultades de los emprendedores es encontrar un lugar donde instalarse. Para las pequeñas y medianas empresas, trabajar desde un coworking resulta más alcanzable que montar una oficina privada.

“Los coworkings ofrecen varias modalidades de oficinas que puedes contratar dependiendo de tus necesidades. Según la membresía que acuerdes, tendrás una oficina totalmente equipada para tu equipo. Y no tendrás que lidiar con todos los costos (alquiler, pago de suministros, etc.) y logística de montar una oficina propia. Así pues, uno de los beneficios del coworking es que ofrece la mejor manera de trabajar en una oficina con una inversión mínima y ahorro de costos”.

  1. Convivencia. Si bien trabajar desde casa ha resultado una buena opción, hay proyectos que requieren retroalimentación entre los mismos compañeros de trabajo o incluso con otros emprendedores que entiendan el entorno en el que encuentras.

“Los espacios coworking están llenos de personas, unas afines a nuestra profesión y otras, no tanto. Sin embargo puedes recibir consejos, ayuda, ideas nuevas y tener acceso al conocimiento compartido”, indica Coworkingfy.

  1. Ubicación. En muchas ocasiones el lugar en donde se ubica la oficina es parte de la marca, una buena localización es sinónimo de una entidad consolidada y de éxito, explica TechHub.

“Si estás empezando un nuevo proyecto, tendrás que seleccionar meticulosamente cada pequeña inversión y dónde establecer tu despacho podría verse afectado. Gracias a los espacios coworking, este problema tiene fácil solución. Los espacios suelen estar ubicados en zonas de relevancia, siendo este uno de los puntos fuertes a la hora de ofrecer sus servicios”.

  1. Servicios incluidos. Rentar un espacio implica estar al pendiente de que no falle el servicio de agua, luz, electricidad, así como la limpieza, el café para los empleados, un buen internet, salas de reuniones, etcétera. En un coworking, la empresa es la que elige los servicios que requiere para su funcionamiento, los cuales pueden varias cada día. ya sea por día, por horas o por mes.
  2. Flexibilidad. La flexibilidad es una de las cinco tendencias más demandadas por los profesionales y una de las ventajas del coworking es que la ofrece en dos direcciones.

“Primero, el horario flexible. No depender de estrictos horarios de llegada y salida es un gran peso que nos quitaremos de encima. A diferencia de las oficinas tradicionales, en los coworkings no hay ataduras a horarios” señalan.

“La otra flexibilidad es en relación con el contrato de alquiler. Mientras que en la mayoría de las oficinas los contratos de arrendamiento suelen ser por más de un año; en un coworking existen diferentes formas de membresía. La más común es por un mes”.

Publicidad