Latinoamérica y el Caribe enfrentaron en 2020 el peor declive de su economía en 200 años durante el inicio de la pandemia, que ha afectado a la región de forma “desproporcionada”, aseguró este martes Mauricio Claver-Carone, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Durante su intervención virtual en la reunión semestral de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), el estadounidense de origen español y cubano Claver-Carone subrayó que se trata del “peor declive desde 1821”.

“La covid-19 ha golpeado a América Latina y el Caribe como en ningún otro lugar del mundo”, expresó Claver-Carone, al detallar que la región representa solo el 8 % de la población mundial, pero el 28 % de todas las muertes por esa enfermedad.

Te puede interesar: Juez mexicano suspende entrega de datos biométricos de usuarios de telefonía

El presidente del BID lamentó que en la región, que acaba de “vivir su semana más mortífera desde el comienzo de la epidemia”, compiten por las escasas vacunas contra la covid-19 disponibles.

Hasta ahora, Latinoamérica ha reportado alrededor de 850.000 muertes en una tasa de mortalidad que es 3,5 veces el promedio mundial, precisó.

Subrayó además que el organismo regional calcula que 39 millones de personas han perdido sus trabajos de tiempo completo y otras 44 millones han caído en la pobreza.

Durante un panel sobre el “Retorno al camino del desarrollo económico tras la pandemia”, Claver-Carone dijo que se requerirá de creatividad, resiliencia y liderazgo para salir de esta crisis.

Agregó además que antes de la pandemia el crecimiento económico de la región “fue el más lento del mundo o la brecha entre ricos y pobres era una de las más amplias del mundo”.

Para ayudar a mitigar la crisis, el presidente recordó que el BID lanzó una iniciativa de 1.000 millones de dólares para ayudar a los países a comprar y distribuir vacunas.

Publicidad