Ícono del sitio PalabrasClaras.mx

LCF quitaría presión a las finanzas públicas

La Línea de Crédito Flexible (LCF) que tienen abierta México, Perú, Chile y Colombia, en el Fondo Monetario Internacional (FMI) se puede utilizar ante una crisis de balanza de pagos, o si el acceso al fondeo genera una mayor presión de gasto. Así lo explica en un análisis, la consultoría de negocios Corficolombiana.

Basándose en la ficha técnica de la LCF, explican que activar la línea de crédito con el fondo es una opción viable para obtener los recursos necesarios para cumplir con las metas fiscales, pues opera como un colchón en caso de que el país presente un deterioro significativo en sus cuentas externas o fiscales.

Te puede interesar: Si es necesario contraer deuda para atender Covid-19, AMLO “se está tardando”: PRI  

Ahí mismo, los analistas de la firma detallaron que “ninguno de los países que han tenido acceso a este instrumento lo ha utilizado”, pero consignaron que en el contexto de la crisis económica mundial, es una opción viable para los países que, como Colombia, enfrentan actualmente presiones en las cuentas fiscales, ante ingresos tributarios inferiores a los previstos asociados al bajo crecimiento económico.

Desde Nueva York, el economista para México y Colombia de BNP Paribás, Joel Virgen, explicó al igual que las reservas internacionales, la LCF envía un mensaje favorable por el  voto de calidad de un organismo internacional hacia el manejo macroeconómico, y es una especie de seguro ante episodios extremos. “Funge más como señalización”, aseveró.

Ese es el caso de México, desde el 2009 cuenta con esta línea abierta en el FMI, pero ha tenido la cautela de mantenerla en un estatus precautorio.

Para el estratega es difícil anticipar que el gobierno de México decida activarla, pues el Presidente ha mostrado que no tiene simpatía con los organismos internacionales. Pero también descarta que se deje de renovar, pues sí se tiene clara la señal que se genera al contar con ella.

La LCF para México esta vigente hasta noviembre del 2021. Sería el año entrante cuando, en caso de convenir a la estrategia del gobierno, se solicitaría  su renovación.

El costo de apuntalar las cuentas

El citado instrumento, garantiza a México acceso total o parcial a 61,000 millones de dólares, unos 5.6 puntos porcentuales del PIB nominal del 2019, que puede utilizar en cualquier momento para fortalecer las reservas internacionales, o para apoyar al presupuesto público.

Salir de la versión móvil