Teléfonos de México (Telmex) y Teléfonos del Noroeste (Telnor) pueden establecer libremente sus tarifas de precios por los accesos a su bucle local que le contraten terceras empresas a partir de este martes 10 de agosto de 2021.

Este es uno de varios insumos con el que esas otras compañías también pueden construir paquetes de servicio de Internet y telefonía fijos, si fuera su intención hacerlo desde la red de Telmex o Telnor y hasta el hogar de los consumidores.

En realidad, son los brazos mayoristas de Telmex y Telnor, las empresas Red Nacional Última Milla y Red Última Milla del Noroeste, las compañías que hoy pueden hacer uso de esta libertad tarifaria cada vez que terceras empresas decidan contratarle ese tipo insumos, incluso las mismas Telmex y Telnor y a precios no discriminatorios.

Anuncios

Te puede interesar: Peso cae por apuestas de retiro de estímulos de la Fed; espera dato de inflación de EU

Telmex, Telnor y las otras empresas pertenecientes al grupo América Móvil (AMX) todavía están sujetas a mantener las tarifas que previamente le fueron establecidas por la autoridad por otro tipo de accesos a sus redes y por venta de otros insumos. Es decir, el libre establecimiento de tarifas por los accesos al bucle local que Telmex y Telnor consiguieron es apenas una de casi un centenar de tarifas a las que Telmex y Telnor se encuentran sujetas a cumplir por ley. Además, la autoridad vigilará todavía los términos y condiciones que Telmex y Telnor establezcan en adelante en cuanto esta tarifa, porque esta libertad tarifaria sólo aplica a montos económicos.

Esto, porque desde hace siete años —desde el 4 de marzo del 2014—Telmex y Telnor están sujetas a una regulación especial que diseñó el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) con el objetivo de reducir la enorme participación de mercado que esas empresas tenían los negocios de telefonía e Internet, alrededor del 60% del mercado nacional en ambos segmentos, y de esta manera propiciar un mercado más concurrido y competido con una amplia diversidad de marcas y ofertas.

Pero después de siete años de la “regulación asimétrica”, como se le conoce en la industria a las disposiciones que impuso la autoridad reguladora, el IFT halló que en 52 municipios del país existen las condiciones para flexibilizar la política regulatoria a la que Telmex y Telnor están sujetas, porque allí los competidores Izzi Telecom, Megacable Holdings y Totalplay Telecomunicaciones apostaron sus recursos a la construcción y/o modernización de redes cableadas de cobre hacia redes basadas en fibra óptica de última generación y porque además lograron convertirse allí en el primer operador por sus atractivos paquetes de servicio y cobertura expandida, y porque en varias de esas plazas, no fue de su interés contratar el insumo de “acceso indirecto al bucle local” de la red de Telmex o Telnor.

Según el regulador IFT, Megacable es líder en 26 de los 52 municipios donde Telmex y Telnor consiguieron ya su libertad tarifaria. En otros 23 municipios el líder es Grupo Televisa, a través de Izzi Telecom y sus otras marcas locales o regionales. Totalplay lidera en 3 mercados más. Y en todos ellos, tanto Telmex como Telnor se convirtieron entre los años 2015 y 2020 en los segundos o terceros operadores, al perder casi 17 puntos del mercado, hasta tener al último día del año 2021 una participación del 35% del negocio de banda ancha fija, por ejemplo.

Fue así que el IFT permitió que Telmex y Telnor puedan establecer libremente sus tarifas por esos accesos desde este martes 10 de agosto en los 52 municipios que se encuentran en 22 estados de la República, y entre los que destacan tres alcaldías de la Ciudad de México, así como Tijuana, Querétaro, Mazatlán, San Nicolás de los Garza y Poza Rica como plazas con sectores económicos relevantes.

Publicidad