La organización sin ánimo de lucro ProPublica denunció este martes que los multimillonarios estadounidenses como Jeff Bezos y Elon Musk, las dos personas más ricas del mundo, según Forbes, pagan unos impuestos federales muy bajos en comparación con el desorbitado crecimiento de sus fortunas.

Según un artículo elaborado a partir de las declaraciones de impuestos al Servicio Nacional de Rentas (IRS, en inglés) durante un periodo de tres décadas, estos datos “tomados en conjunto, derriban el mito fundamental del sistema fiscal estadounidense de que todos pagan su parte justa y los estadounidenses más ricos pagan más”.

Te puede interesar: Los 10 países de América Latina y el Caribe que tendrán más crecimiento económico en 2021, según el Banco Mundial

“Los registros del IRS muestran que los más ricos pueden, de manera perfectamente legal, pagar impuestos sobre la renta que representan solo una pequeña fracción de los cientos de millones, si no miles de millones, de lo que sus fortunas crecen cada año”, subraya ProPublica.

De media, un hogar estadounidense gana 70.000 dólares anuales brutos y paga un 14 % en impuestos federales, aunque hay estados y condados que cobran, además, sus propios impuestos.

“Los registros fiscales confidenciales obtenidos por ProPublica muestran que los ultrarricos eluden de manera efectiva este sistema”, subraya la ONG.

ProPublica explica que la riqueza de estos magnates se deriva del elevado valor de sus activos, principalmente acciones y propiedades, y que la revalorización de estos activos no está sujeta al pago de impuestos mientras su poseedor no los venda.

Esa es la principal razón por la que las 25 personas más ricas, según la revista Forbes, vieron cómo sus fortunas crecieron 401.000 millones de dólares entre 2014 y 2018, pero sólo pagaron 13.600 millones de dólares en ese periodo, es decir, sólo un 3,4 % del total.

Publicidad