Después de 18 meses de pandemia, los empleados más jóvenes han perdido interés en el trabajo remoto. Además, están ansiosos por regresar a la oficina porque consideran que el home office, a pesar de sus beneficios, les impide vivir experiencias importantes para su crecimiento profesional.

De acuerdo con el estudio El futuro del trabajo de LinkedIn, los jóvenes mexicanos de entre 18 y 25 años (centennials) que están trabajando desde casa ya no quieren continuar en esta modalidad por miedo a perderse de experiencias relacionadas con el apoyo en las tareas rutinarias y la interacción y colaboración con los compañeros en un ambiente presencial.

“Si bien la mayoría acepta que el trabajo en casa los ha impactado de formas positivas en términos de salud física (88%) y mental (78%), al darles más tiempo para ejercitarse y sentirse seguros del Covid-19, la realidad es que también los ha hecho extrañar la vida en la oficina”, se destaca en el estudio.

Te puede interesar: ¡Se busca empleo digno! El 60% de las personas trabajadoras en México no lo tiene

El 81% de los trabajadores más jóvenes en el país afirma que el teletrabajo los ha hecho sentir fuera de práctica en actividades como conversar con clientes, pasar tiempo con los compañeros, vestirse de manera apropiada y socializar con personas en general.

“Algo muy interesante de la generación Z es que está conformada por nativos digitales, sin embargo, son también personas que desean y necesitan la interacción uno a uno para funcionar mejor, por eso para ellos el trabajo en equipo es un mecanismo fundamental”, apunta Mauricio García-Cepeda, director general de ServiceNow para México e Hispanoamérica.

La interacción y colaboración perseguida por los centennials no empata con las condiciones en las que se desarrolla el teletrabajo. Según el estudio de LinkedIn, el 77% de los jóvenes opina que el trabajo remoto impacta negativamente en su crecimiento profesional porque no tienen el contacto cara a cara con sus jefes y, como consecuencia, no pueden aprender de las enseñanzas de sus superiores.

“Los resultados de este reporte, no sólo nos ayudan a tener una mejor idea sobre la situación en la que nos encontramos en el ámbito laboral, sino que también serán de gran ayuda para las empresas que busquen atraer y retener talento joven dentro de sus filas”, expresa Ramiro Luz, líder de soluciones de talento para LinkedIn Hispanoamérica.

Entre otras desventajas, el 70% de la fuerza laboral joven en nuestro país considera que el teletrabajo está dificultando el desarrollo de habilidades blandas para los profesionistas que apenas comienzan su carrera, competencias como la comunicación, la inteligencia emocional o la adaptabilidad, que son claves para el futuro del trabajo, se complican en un entorno remoto.

Sin embargo, los puntos negativos no significan que los jóvenes quieran perder la flexibilidad laboral alcanzada durante la pandemia, el 51% de los encuestados prefiere un modelo de trabajo híbrido que les permita tener un mejor balance entre vida profesional y personal.

“Si bien algunos puestos son más susceptibles que otros a seguir desarrollándose de forma remota, habrá otros que requerirán modelos de trabajo flexible, pero es necesario hacer de ésta una decisión estratégica: entender las motivaciones de las personas y garantizar que sus procesos de trabajo funcionan adecuadamente, brindándoles un entorno profesional en que puedan sentirse preparados, inspirados e incentivados a hacer una labor excepcional”, expone Mauricio García-Cepeda.

El estudio de LinkedIn también abarcó la experiencia de los centennials que ya retornaron a sus centros de trabajo, el 58% regresó a la oficina una vez que la empresa habilitó el ambiente adecuado para volver.

En ese sentido, los jóvenes trabajadores consideran que para un retorno seguro al espacio de trabajo las empresas deben cumplir con todos los protocolos de seguridad de sanitaria, ofrecer opciones de transporte seguro, contar con pruebas de covid-19 en sus espacios de trabajo y que les permitan tener la libertad de elegir si prefieren trabajar desde casa o en la oficina.

Publicidad