La Comisión Federal de Electricidad (CFE) informó continuará con la batuta de la gasificación del país, ya que su director general, Manuel Bartlett, dará una conferencia en los próximos días para explicar las acciones que se llevarán a cabo a lo largo de los próximos dos años para abastecer de gas natural a las penínsulas de Yucatán y de Baja California, mediante el desarrollo de proyectos energéticos en los cuales está colaborando con la iniciativa privada, en el papel de principal comercializador de este hidrocarburo que tomó la CFE desde la reforma del 2015.

Por lo pronto, adelanto que para abastecer la Península de Yucatán, la CFE en acuerdo con la Secretaría de Energía y el Centro Nacional de Control de Gas Natural (Cenagas), lleva a cabo un proyecto de infraestructura cuya inversión es de 4,500 millones de dólares.

Con ello, se plantea contar con un suministro promedio diario de 120 hasta más de 400 millones de pies cúbicos diarios.

Anuncios

Te puede interesar: Peso hila su sexta caída tras dato sobre contracción del PIB

Lo anterior permitirá a la CFE transportar gas natural desde las cuencas del Sur de Estados Unidos hasta la Península de Yucatán, abasteciendo a las centrales existentes y nuevas de Mérida y Valladolid, así como al nuevo gasoducto Transístmico, y proporcionando redundancia y flexibilidad operativa a la nueva refinería de Dos Bocas en Tabasco.

“Con la realización de este proyecto se contribuye al desarrollo económico y social de los estados del Sureste, con beneficios en tarifas de electricidad y acceso al gas natural para su población”, expuso la estatal eléctrica.

Para el caso de la Península de Baja California, el 26 de marzo del presente año CFE formalizó un contrato de suministro de gas natural con la empresa privada New Fortress hasta por 20 millones de pies cúbicos diarios para abastecer a dos centrales ubicadas en La Paz, Baja California Sur: CT Punta Prieta y CCI Baja California Sur. Ambas centrales cuentan con una capacidad dual de generación (es decir, pueden emplear tanto Diesel como Gas Natural), lo cual permite sustituir el consumo de diesel por gas natural, disminuyendo el impacto de emisiones contaminantes en la zona.

Adicional a ello, la CFE destinó seis unidades aeroderivadas de generación, para reforzar el sistema eléctrico de Baja California Sur, las cuales ya se encuentran instaladas y en disponibilidad de ser despachadas por el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace).

Publicidad