Mayor aversión al riesgo propicia retroceso del peso

Anuncios
Anuncios

El peso cerró la sesión este miércoles con una depreciación de 0.61 por ciento u 11.6 centavos, cotizando alrededor de 19.15 pesos por dólar, tocando un máximo de 19.17 pesos, de acuerdo con Banco Base.

La entidad financiera puntualizó que la caída del peso fue consecuencia de una mayor aversión al riesgo durante la sesión que afectó principalmente a las divisas de economías emergentes y elevó la demanda por divisas refugio.

Dicha aversión al riesgo se intensificó durante la sesión, debido a una fuerte caída de los mercados de capitales, particularmente en Estados Unidos, donde el índice S&P 500 mostró un retroceso de 3.15 por ciento, el de mayor magnitud desde el 8 de febrero.

En parte, estas pérdidas en el mercado estadounidense se deben a los riesgos asociados a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que se teme pueda afectar negativamente las ganancias en los próximos trimestres.

Asimismo, aunque la economía de Estados Unidos se ha expandido de forma sostenida, las mayores tasas de interés implican una mayor tasa de descuento de los flujos de efectivo futuros de las empresas, lo que también reduce el precio actual de las emisoras.

A partir del viernes, se comenzarán a publicar con mayor frecuencia los reportes de resultados correspondientes al tercer trimestre, destacándose varias empresas del sector financiero en Estados Unidos, en particular PNC Financial Services, JPMorgan, Citigroup y Wells Fargo, mientras que el lunes será Bank of America quien publique sus resultados.

Las pérdidas en el precio del petróleo, detalló Base, también están asociadas a las pérdidas observadas en los mercados de capitales, particularmente en Estados Unidos, y destaca durante la mañana, la depreciación del peso coincidió con el retroceso del precio del petróleo.

En este contexto, el dólar libre terminó con un alza de siete centavos en comparación con el cierre de ayer para venderse hasta en 19.44 pesos, y se adquirió en un mínimo de 18 pesos en sucursales bancarias capitalinas.

 

Publicidad