El secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade, dijo este jueves que el peso mexicano es golpeado por factores externos, pero que no está seguro de que la preocupación por una eventual victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos afecte a la moneda.

“Lo que estamos viendo en nuestro tipo de cambio obedece fundamentalmente a dinámicas que nos vienen de fuera”, declaró Meade a Radio Fórmula.

“Obedece a la incertidumbre que hay alrededor de qué decisión vaya tomar la Reserva Federal respecto a la tasa de interés, a la incertidumbre que se ha visto en los últimos días en el precio del petróleo y obedece en alguna medida también a la incertidumbre que hay sobre la elección en Estados Unidos”, señaló.

El peso mexicano ha caído con fuerza esta semana y oscila en niveles cercanos a su mínimo histórico de 19.5225 por dólar, que alcanzó a finales de junio.

Algunos analistas han destacado que es la moneda más golpeada de las 10 más negociadas del mundo por un avance en las encuestas del republicano Trump, cuyas propuestas incluyen nuevas medidas de proteccionismo comercial, recortes fiscales y una masiva deportación de inmigrantes indocumentados.

“No estamos seguros de que sea puntualmente un tema vinculado con Trump o no (lo que afecta al peso), sino en términos generales con la duda que siempre genera cuál puede ser el resultado de la elección en el país que es nuestro principal socio comercial”, dijo Meade en declaraciones a la radio local Grupo Fórmula.

La moneda mexicana se negociaba el jueves en 19.2375 unidades, con un leve repunte del 0.19 por ciento.

Se incrementa en 15% los accidentes por pirotecnia en fiestas patrias

De acuerdo con autoridades sanitarias, durante el mes de septiembre los niños de entre 5 y 10 años de edad sufren quemaduras graves a consecuencia del uso de fuegos artificiales.  Los accidentes provocados por fuego aumentan en un 15%, en este mes ocasionando severos traumas.

El médico especialista Agustín Reyes, Jefe del servicio de cirugía plástica de la Unidad Médica de Alta Especialidad Lomas Verdes explicó acerca de estos incidentes. “Es frecuente que en estas fechas si llegan quemaduras por fuego, por la combustión de cuetes, palomas y brujitas.

Nos ha tocado ver casos que los niños las compran y se las echan al pantalón, se encienden, y en lo que se quitan el pantalón ya se quemaron sus piernitas”, platicó.

Reyes subrayó que regularmente el IMSS atiende mayores casos por quemadura de agua caliente, de cada 3 casos 1 es por fuego y 2 por agua caliente; sin embargo, en estas fechas las cifras se invierten y generan daños mucho más severos.

“Los niños en términos generales en todo el país se queman más frecuentemente con agua caliente, por escaldadura; pero en esta fecha como juegan con estos productos y se queman por fuego.

Una quemadura de agua caliente generalmente es de segundo grado, es superficial y cicatriza por sí solas, en un par de semanas, pero una quemadura por fuego generalmente requiere cirugía, quitar la quemadura y poner un injerto”, destacó.

Finalmente Reyes comenta que la recomendación es que los padres supervisen estas prácticas para poder evitar accidentes de esta naturaleza.

“Es necesario estar con ellos para supervisar como hacen las cosas para evitar este tipo de accidentes.

La mejor manera de evitar accidentes es prevenir y con los niños solo podemos hacerlo estando con ellos”, concluyó.

Fuente MVS

Publicidad