La atención de los mercados en México durante la segunda semana de junio se centrará en el reporte que difundirá el próximo martes el Inegi de la inflación del mes de mayo, en el cual se espera un aumento de 0.5% en el INPC, por lo que la carestía en términos anuales alcanzaría 2.96%.

Con este resultado, los precios volverán a repuntar en el quinto mes del año en comparación con la inflación de abril de 2.15%.

Economistas esperan que la inflación de mayo siga mostrando distorsiones en los precios ocasionadas por la pandemia de COVID-19.

El mismo martes, el Banco de México difunde sus indicadores de las reservas internacionales, las cuales aumentaron en 144 millones de dólares una semana antes, al ubicarse 187 mil 316 millones de dólares, con un avance de 6 mil 438 millones en lo que va del 2020.

El miércoles el Banco de México presente su reporte sobre la estabilidad financiera.

El jueves el Inegi reporta la producción industrial, en la cual se espera una contracción histórica de 21.6% anual ante las medidas implementadas para combatir la pandemia, misma que resultó en la parálisis de gran parte de la industria.

Con cifras ajustadas por estacionalidad, la caída sería de 15.1% mensual.

El mismo día el Banco de México presente su reporte de Economías Regionales del primer trimestre de 2020.

El viernes, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dará a conocer su reporte de trabajadores asegurados al mes de mayo. Se prevé que las pérdidas de empleo formal continúen, aunque moderándose con respecto a la eliminación de 555.2 mil plazas en abril. En este sentido, el presidente López Obrador mencionó en una de sus conferencias que, de acuerdo con datos adelantados, la cifra podría rondar una disminución de alrededor de 350 mil plazas.

Te puede interesar: Economías emergentes recuperan ritmo en los mercados después de salida de capitales

Además, el reporte proporcionará datos de salarios y el número de empresas afiliadas, las cuales brindarán información adicional sobre la afectación de la pandemia en la actividad económica.

En el ámbito internacional, la atención de la semana estará en la decisión de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos del 10 de junio, para la cual no se esperan cambios. Las cifras económicas de mayo parecen confirmar que se tocó un piso en abril en términos de desaceleración de la actividad económica.

Los miembros del Fed han confirmado en repetidas ocasiones que no están contemplando un escenario de tasas de interés negativas.

Publicidad