Mexicanos toman mucho té…

Anuncios
Anuncios

Ciudad de México (CDMX) (SPI / Kaleydoscopio).- En 4 de cada 10 hogares mexicanos hay cierta preocupación por los problemas para dormir, escena en la cual en 20 de cada cien casas hay algún integrante de la familia con problemas de sueño o insomnio, indica Kantar Worldpanel en su estudio ConsumerWatch.

Dormir es una necesidad y 4.5% de quienes no logran conciliar el sueño trata el problema. En contraste, la amenaza hace que 20% de las familias donde ninguno de sus integrantes sufre alguna alteración del sueño busca métodos para prevenirlo.

En este escenario de desvelados, hay un remedio casero milenario preparado con hierbas y/o flores: el té, que según la planta se le pueden encontrar distintas propiedades benéficas:

Si se está estresado, el té de pasiflora es el indicado, si hay dolores de estómago el de manzanilla o hierbabuena, o incluso cuando se requiere más energía está el té verde.

Hay muchas opciones de té.

En México, 11% del té que se compró en 2016 es funcional, es decir, que se le atribuye beneficio para la salud.

La popularidad de esta bebida no sólo se basa en sus atributos saludables, también se consume por gusto.

Durante el 2016, la mitad de las familias mexicanas compró té para preparar en casa, con un gasto promedio de 54.6 pesos en ese periodo, que viéndolo de otra forma se traduce en la compra de 5 cajas de té, pagando 11 pesos en promedio por cada una de ellas.

El de manzanilla es el más comprado, 4 de cada 10 hogares lo adquieren, seguido por el de limón, té verde y hierbabuena.

El consumo de té no es el mismo en todo el país, el Valle de México es donde más se consume té, 7 de cada 10 familias lo compran.

Las características principales de estos hogares intensos de esta bebida es que son niveles socioeconómicos altos y medios, principalmente son hogares sin niños y donde el ama de casa es mayor de 50 años.

Si bien el té en Inglaterra tiene su propio momento del día, que es durante la tarde, en México se consume al iniciar el día o durante el desayuno, así como después de la cena, justo antes de dormir.

“El té es una bebida funcional pero que también se toma simplemente por gusto en diversos momentos del día. Así que a disfrutar el té de tu preferencia”, señaló Fabián Ghirardelly, country manager de Kantar Worldpanel México.

Publicidad