imperativo que el gobierno mexicano defienda a su industria nacional y solicite la exclusión de México de la medida 232 antes de cerrar la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) entre los tres países.

De acuerdo con el organismo privado, resulta difícil entender cómo México podría aceptar actualizar TLCAN sin resolver la problemática creada por su aplicación, que deja en completa desventaja un sector estratégico como el acero, al permitir que Estados Unidos mantenga vigente los aranceles de 25 por ciento a las exportaciones mexicanas.

“La medida 232 es incongruente con los principios de libre comercio, por lo que no debe coexistir con un NAFTA 2.0, ya que es un precedente que vulnera el acuerdo y pone en riesgo el libre mercado de la región”, afirmó en un comunicado.

La Canacero expuso que si bien en la actualidad los sectores de acero y aluminio son los afectados, se debe tener presente que en cualquier momento pueden afectarse otros bajo este supuesto al nulificar los beneficios del tratado.

Asimismo, dijo que México debe imponer de inmediato medidas espejo contra las importaciones de acero estadounidense, para nivelar la cancha de juego y tener una posición sólida de negociación.

Y es que, detalló, en el primer mes de aplicación de la medida 232, las exportaciones de acero de México hacia Estados Unidos han caído en 37 por ciento, mientras que las del vecino país se han mantenido, lo que eleva el fuerte déficit.

El organismo empresarial opinó que esta situación pudo haberse evitado si se hubieran aplicado las medidas espejo, como en su oportunidad lo solicitó la industria nacional desde el mes de mayo.

“La industria siderúrgica mexicana cuenta con la capacidad para cubrir la demanda de acero de sus cadenas de valor en México. Además existen más de 40 países con quienes tenemos acuerdos vigentes, destacando a Japón y Europa como alternativas de suministro sofisticado y libre de arancel para nuestras cadenas productivas”, agregó.

Publicidad